Contelles (PP) rechaza el cierre de Divalterra y critica que se pretenda "echar la culpa a los trabajadores"

Publicado 10/07/2018 16:03:13CET

Peris (Cs) dice que "hablar de cierre ordenado es un eufemismo" y lamenta la "alarma" generada entre los trabajadores de la empresa

VALÈNCIA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, ha rechazado este martes el cierre de la empresa pública Divalterra, dependiente de la corporación provincial, y ha criticado que el equipo de gobierno de la institución --conformado por Compromís, PSPV y València en Comú-- plantee ahora su disolución después de "haberla llenado de altos directivos" y de "encomiendas de gestión".

"Nadie que quiera cerrar una empresa pública la llena de altos directivos y de encomiendas de gestión desde la Diputación", ha expuesto, a la vez que ha censurado "la improvisación" del ejecutivo provincial y su intento de "tapar la presunta corrupción de PSPV y de Compromís". En este sentido, ha lamentado que se intente "echar la culpa a los trabajadores" de Divalterra de esa circunstancia.

Contelles se ha pronunciado de este modo tras la junta de portavoces celebrada esta jornada en la Diputación de manera extraordinaria para cerrar los pasos que debe dar la corporación a raíz de la operación 'Alquería', que investiga presuntas irregularidades en la contratación de personal directivo en la empresa pública Divalterra.

La representante del PP ha agregado que "las 700 familias que trabajan en Divalterra hacen un trabajo muy importante para la provincia de Valencia y en ningún caso son los culpables de una mala gestión de PSPV y de Compromís". Así, ha señalado que estas dos formaciones "están planteando un ERE de extinción en Divalterra porque son incapaces de acabar con la corrupción en sus partidos".

Mari Carmen Contelles, que ha asegurado que si el PP vuelve al gobierno de la Diputación en 2019 "la empresa no se cerrará", ha manifestado, respecto a la posibilidad de que la corporación provincial u otra administración asuman a los empleados de Divalterra si esta se disuelve, que ese sería "un proceso muy largo". "Lo que no se puede hacer es cerrar la persiana y ya está", ha expuesto.

A su vez, ha criticado que el equipo de gobierno anunciara este lunes el "cierre ordenado" de la empresa "unilateralmente, sin dar cuenta al comité de empresa", con el que Contelles se ha reunido este martes tras la junta de portavoces. Ha estimado "un atropello" y "una falta de respeto" hacia los empleados la decisión dada a conocer por el ejecutivo provincial, al tiempo que ha estimado necesario, en todos los casos, "cuidar los derechos de los trabajadores, que están asegurados por la ley".

La portavoz del PP ha expresado, igualmente, la voluntad de su formación de ponerse al lado de los empleados de Divalterra y ver "qué acciones se pueden hacer" para "que el cierre no se produzca". "No se puede tapar la presunta corrupción de PSPV y Compromís echando la culpa a los trabajadores", ha insistido. "Ayer hicieron postureo o una foto para defenderse por un tema de estrategia judicial o porque algún partido necesitaba ese titular", ha agregado.

Al mismo tiempo, Contelles ha subrayado que "lo que hay que hacer es poner mecanismos que hagan que no pueda haber políticos corruptos" y que "se cumplan los objetivos". "Para ello es muy fácil hacer planes de prevención de delito y poner funcionario que puedan velar por el buen funcionamiento de la empresa pública", ha planteado.

"QUITAR PRESUNTOS CORRUPTOS"

Mari Carmen Contelles ha manifestado, por otro lado, que la decisión de disolver Divalterra no corresponde al equipo de gobierno sino "a la junta general" de la entidad, de la que ha destacado el trabajo "primordial" que desarrolla "para la provincia de Valencia". "No se cierran las empresas que tienen objetos loables. Lo que se debe hacer es quitar a los presuntos corruptos que hacen que esas empresas vayan mal", ha insistido.

En este sentido, ha valorado "la labor extraordinaria" de los empleados de Divalterra, "fundamentalmente, en el apartado medioambiental, en materia de prevención y extinción de incendios, cuidando del territorio y patrimonio natural". "Consideramos que Divalterra no se debe disolver. Es una empresa pública con un objetivo muy importante para la provincia de Valencia", ha reiterado.

Durante su reunión con el comité de empresa, Contelles ha señalado que si el PP gobierna implantará en Divalterra "planes de prevención del delito" y nombrará "un gerente único e independiente". Asimismo, ha dicho que "el acceso a los puestos de trabajo se hará con libre concurrencia, publicidad de las bases y del procedimiento, bajo los principios de mérito y capacidad, y con tribunales profesionalizados e independiente". "El PP defiende que siga la empresa y que se pongan los controles necesarios", ha subrayado.

"UN EUFEMISMO"

Por su parte, la diputada de Ciudadanos (Cs), Mamen Peris, ha considerado, también tras la junta de portavoces, que "hablar de un cierre ordenado" de Divalterra es "un eufemismo" y ha pedido saber "exactamente qué quiere decir cierre ordenado". A su vez, ha lamentado la "alarma" generada entre los trabajadores de esta empresa pública al hablar de sus disolución.

Peris ha estimado también necesario conocer "cuánto va a costar" esa desaparición y "cómo se debe proceder" a ella "técnicamente". Además, ha censurado que se adopten medidas de "manera improvisada" y "precipitada" y ha pedido "paciencia" y una "hoja de ruta bien determinada", teniendo en cuanta que se hablar del trabajo de "700 familias". "Hay que hacer las cosas con sentido común", ha expuesto.

Contador