Convocan protestas ante Conselleria para exigir la suspensión de las clases por el calor

Protestas en un IES de Gandia por el calor
REMITIDA/ ALUMNADO IES VELES E VENTS
Actualizado 05/07/2015 7:21:39 CET

VALENCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las protestas para pedir la suspensión de las clases por el calor se trasladarán a la Conselleria se trasladarán este viernes a la sede de la Conselleria de Educación, ya que se han convocado a las 10.00 horas de mañana concentraciones de protesta ante el departamento de Campanar, informa el Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV-Iv), en un comunicado en el que, además, expresa su apoyo a esta iniciativa.

STEPV asegura que "la actitud de cerrarse en banda de la Conselleria ha indignado a la comunidad educativa y el alumnado de decenas de institutos ha decidido no asistir en clase".

Mañana, agrega, "se han convocado concentraciones de protesta ante la Conselleria de Educación en Valencia" y STEPV, por su parte, apoya estas concentraciones y anima a estudiantes y profesorado que pueda asistir a secundarlas.

Asimismo, este sindicato propondrá mañana en la Trobada de Plataformes Comarcals que se convoquen nuevas concentraciones la semana que viene en toda la Comunitat "para continuar manifestando el rechazo a esta situación y denunciar la dejadez de Conselleria que está poniendo en riesgo la salud del alumnado y el profesorado".

Por su parte, la Federació d'Ensenyament de CCOO (FE CCOO PV) aboga por "hacer resistencia educativa a los recortes y los disparates de la política educativa de Conselleria" y advierte de que "hoy y mañana las temperaturas pueden lograr valores altos", por lo que recomienda medidas para afrontar la situación en las aulas.

Esta organización señala que "las elevadas temperaturas que han marcado este inicio de curso avanzado de manera unilateral por parte de la Conselleria al 3 de septiembre pueden comportar en días como hoy, riesgo para la salud del profesorado y también del alumnado".

La federación recuerda que ya envió la semana pasada a toda su afiliación y en los centros públicos unas recomendaciones para seguir en caso de calor que constituyan "malas condiciones laborales y para la práctica educativa", entre las que figuran "que se tome la temperatura de las aulas cada hora y en función del diagnóstico; y que las AMPA soliciten en el centro el cese de las actividades lectivas a partir de las horas en las cuales la temperatura supera el máximo permitido de 27º".

Durante todo el día, decenas de colegios e institutos han reclamado medidas frente a las altas temperaturas mediante concentraciones y manifestaciones de alumnos de Secundaria. También hay equipos directivos y colectivos de padres que recomiendan no llevar a los niños a clase o recogerlos antes para evitar las horas centrales del día.

Desde el alumnado se están llevando a cabo manifestaciones y concentraciones para exigir unas adecuadas condiciones de temperatura y humedad en las aulas. Este es el caso de los IES San Vicente Ferrer de Valencia, de Moncada o del IES Tavernes Blanques, donde los chavales se han negado a entrar a clase.

También han decidido no ir a clase y quedarse en el patio estudiantes de tercer ciclo y bachiller de un instituto de Torrevieja, que han convocado la acción mediante un whatsapp en el que la justifican para "llamar la atención de la Conselleria" y porque "se están infringiendo leyes de Sanidad".

En la misma línea, los estudiantes del IES Veles e Vents del Grau de Gandia han llevado a cabo una protesta "por el mal acondicionamento del centro para combatir las elevadas temperaturas de estos días". Así han hecho una sentada en el patio con pancartas y carteles que expresan su "malestar, ya que en el centro hay más de 1.000 alumnos matriculados y una media de 30 alumnos por clase", señalan fuentes de la comunidad educativa.

CAMBIAR LIBROS POR ABANICOS

En Burjassot, el IES Vicent Andrés Estellés se ha sumado a las protestas a través de los alumnos de Bachillerato, que han tomado la iniciativa de no asistir a las clases pero sí al centro. 'No queremos dar clase en el infierno' es uno de los lemas que han escrito en sus carteles que han exhibido los jóvenes, que han avanzado que van a continuar con su protesta en los días siguientes y que acudirán al centro, pero no entrarán a las aulas, darán las clases en los lugares más frescos del instituto, como en el patio o en los pasillos, y cambiarán sus libros por abanicos.

El alcalde de la población, Rafa García, ha manifestado que "las condiciones no son, en ningún caso, aceptables para dar las clases" y considera que "la iniciativa de los alumnos es la más aceptable". Por su parte, el presidente de la AMPA del IES Estellés, quien ha constatado que la temperatura en determinadas algunas alcanza los 33 grados, ha manifestado el deseo de recibir una explicación del porqué se ha adelantado el inicio de curso al 3 de septiembre, ya que considera que, además del problema de las altas temperaturas, los profesores no han tenido tiempo suficiente para reunirse y tenerlo todo preparado, lo que ha derivado en un "caos".