Las Corts aprueban por unanimidad la ley de Patrimonio Arbóreo Monumental de la Comunitat Valenciana

Actualizado 10/05/2006 15:17:45 CET

VALENCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Corts Valencianes aprobó hoy por unanimidad la ley de Patrimonio Arbóreo Monumental de la Comunitat Valenciana, que pretende detener y evitar la degradación y desaparición de grupos y ejemplares botánicos que, por sus características excepcionales de valor histórico, cultural, científico y de recreo, constituyen un patrimonio arbóreo único.

La norma, que parte de una proposición de ley presentada conjuntamente por PP y PSPV, especifica que esos ejemplares representan una parte singular del patrimonio medioambiental y cultural del pueblo valenciano, y es, por tanto, de "evidente interés público su protección y conservación".

La ley contempla la asistencia continuada e individualizada y de cuidados especializados que garanticen la supervivencia de ese patrimonio arbóreo y el establecimiento de instrumentos de planificación que aseguren su adecuada gestión, el seguimiento de la evolución de su estado de salud, la aplicación de los tratamientos de conservación, la restauración de los árboles y la mejora del enterno, entre otras acciones.

En concreto, la norma protege de matera genérica y sin necesidad de resolución los ejemplares de cualquier especie arbórea existente en la Comunitat que igualen o superen los 350 años, 30 metros de altura, seis metros de perímetro de tronco y 25 metros de diámetro mayor de la copa.

El conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, que intervino en el turno de explicación de voto del PP como diputado de ese grupo, expresó la satisfacción de los populares y del Consell por la aprobación, por unanimidad, de una norma que, según manifestó, "no sólo es la mejor posible sino también la más avanzada de todo el Estado", al tiempo que subrayó que es la "primera ley de carácter medioambiental que se aprueba por unanimidad en esta legislatura".

Blasco explicó que, junto al establecimiento de una estructura legal de protección, se da "un paso más allá" y se regula la gestión de ese patrimonio, una medida "pionera" en España y que marcará el camino, dijo, de la nueva ley que prepara el Ejecutivo estatal.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Corts, indicó que la norma afectará a la protección de entre 400 y 500 árboles y destacó que se ha realizado una ley "muy participativa, con una implicación directa de los municipios e incluso el protagonismo de la iniciativa privada para que nos propongan los árboles que consideren que reúnen estos requisitos".

ARBOLES DE EL PRADO

Preguntado sobre la posible tala de árboles en el eje Prado-Recoletos de Madrid, indicó que con la ley valenciana en vigor "no se podrían quitar los árboles" y, en este sentido, recalcó que la "polémica que se ha suscitado en Madrid aquí no hubiera tenido lugar porque hubiera estado claro desde el primer momento".

Al respecto, insistió en que es una "ley pionera que no únicamente se limita a describir la realidad de este patrimonio monumental sino que, por primera vez en España, asumimos su gestión", y recalcó que los criterios de la norma "son lo suficientemente claros como para impedir que se pueda sucitar un conflicto similar al que ha ocurrido estos días últimos en Madrid".

Asimismo, inquirido por lo que podría ocurrir si se propusiera el trazado de una carretera por un terreno en el que se encontrara un árbol monumental, Blasco manifestó que la ley "tiene el compromiso de poner, en caso de duda, siempre la preservación como el requisito fundamental", salvo que hubiera "algún motivo de interés público o general" en favor de la infraestructura viaria, especificó.

"MONUMENTOS VIVOS"

Por su parte, el parlamentario socialista Antoni Lozano destacó que la Comunitat Valenciana "posee una gran riqueza arbórea" que se debe "preservar y cuidar" porque son "monumentos vivos que guardan nuestra memoria". En este sentido, afirmó que su grupo se encontraba "especialmente contento" por la aprobación de una ley que, según señaló, "tiene que hacer posible que nunca más asistamos al expolio producido hasta ahora".

El diputado de EU-Entesa Carles Arnal justificó el voto a favor de su grupo por tratarse de una ley "necesaria", dijo, y explicó que las enmiendas presentadas por la coalición tenían "espíritu constructivo" y trataban de "mejorar y completar aspectos concretos". Expresó su deseo de que la norma "se cumpla, funcione y sea realmente un instrumento útil para la protección de nuestro patrimonio cultural y natural".

Durante el debate de la ley por el pleno, populares y socialistas aceptaron cuatro de los nueve enmiendas de EU-Entesa que se mantenían a la proposición de ley.

Así, a través de las aportaciones de la coalición, se prohíbe la instalación, en el propio árbol o en su entorno de protección, de cualquier objeto, estructura o construcción que pueda dificultar o impedir la visión del ejemplar o conjunto protegido sin motivo estrictamente justificado, y se aumenta de seis meses a un año el perído de prescripción de las infracciones leves previstas en la norma.

PP y PSPV no aceptaron, sin embargo, la enmienda que EU-Entesa consideraba más importante y por la que se pedía la eliminación de la condición de "pedir la conformidad del propietario de un árbol monumental para solicitar, por parte de un particular, la protección" de ese ejemplar. Arnal reclamó que se evitara esa "carga" al ciudadano, ya que la ley garantizaba la consulta al titular cuando la Administración tuviera que tomar su decisión.

La diputada del PP Verónica Marcos indicó que la propuesta de EU-Entesa "elimina y acota derechos de los propietarios" y señaló que será la propia Administración la que se ocupe de facilitar a los ciudadanos que pretendan proponer la protección de un árbol la identidad del titular.

Por otro lado, entre otras medidas contempladas en la norma, Marcos destacó la creación de un catálogo de árboles monumentales para facilitar su conservación e impedir que sean "utilizados como una mercancía y moneda de cambio" y de una comisión consultiva de evaluación y seguimiento de la protección y conservación del patrimonio arbóreo, formada por representantes del Consell, las universidades, los centros de investigación, asociaciones ciudadanas, propietarios particulares y el Consell Valencià de Cultura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies