Cotino pide 394 millones al Gobierno para financiar el sistema de atención y subsanar el déficit acumulado

 

Cotino pide 394 millones al Gobierno para financiar el sistema de atención y subsanar el déficit acumulado

Actualizado 20/07/2009 18:50:24 CET

VALENCIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente tercero del Gobierno valenciano y conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, reclamó hoy un total de 393,85 millones de euros al Ejecutivo estatal para financiar el coste de la atención a los dependientes que tienen grado y nivel en vigor en la Comunitat y subsanar el "déficit económico" que "acumula" la región desde la puesta en marcha de la Ley de Dependencia en 2007.

Cotino se pronunció así en declaraciones a los periodistas tras reunirse con el equipo directivo de su departamento para analizar la repercusión del nuevo modelo de financiación autonómica sobre el sistema de atención a la dependencia en la Comunitat, acto en el que recalcó que "es necesario y urgente" que la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, reúna "en este mismo mes de julio" a los consejeros de las comunidades autónomas para abordar la financiación de la Ley de Dependencia.

El vicepresidente social del Consell destacó, en este sentido, que "es esencial" que Jiménez "explique las cuentas" a los responsables autonómicos y les comunique "qué va a ocurrir con la financiación de la Dependencia", cuestión sobre la que dijo haber "intercambiado impresiones" con otros consejeros como el de Galicia.

Cotino acusó al Gobierno central de haber "querido tapar con la financiación autonómica el problema de fondo, que es entrar en profundidad en la financiación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia" y recalcó que, pese a "no hay un dato concreto y firme" sobre la cantidad que percibirán, "el dato es insuficiente de todas, todas", según las informaciones conocidas hasta el momento.

En concreto, precisó que los 393,85 millones de euros que exige al Gobierno central corresponden a la deuda generada en la Comunitat "al no haber llegado a aportar el 50 por ciento del coste previsto en la propia Ley", y a la que se unen "los más de 200 millones que debería aportar el año próximo para financiar la mitad del coste previsto", que asciende a un total de 450 millones en 2010 para atender a las 70.000 personas con grado y nivel de dependencia en vigor.

Cotino criticó "los últimos cambios de criterio para el reparto de fondos para la dependencia" llevados a cabo por el Ministerio y sostuvo que "el mayor error de los nuevos criterios establecidos es que el Gobierno central no va a tener en cuenta a los dependientes incorporados al sistema a partir del 1 de abril de este año", con lo que "ignora a las personas dependientes reconocidas en los últimos nueve meses del año" y a "los reconocidos el próximo año".

Por ello, exigió al Ejecutivo estatal que "tenga en cuenta a todos y cada uno de los dependientes que así sean reconocidos a partir del 1 de abril", puesto que, a su juicio, el hecho de que "nadie que entra en la dependencia a partir del mes de abril no tenga financiación del Estado" constituye "una barbaridad".

Además, Cotino denunció que "el Gobierno ha actuado un poco de trilero" en esta cuestión al "dar una especie de información privilegiada hace cuatro meses a Andalucía y Cataluña", de modo que "esas dos comunidades autónomas han dado de alta a una serie de personas en los últimos dos meses para que ahora en el reparto saliesen más beneficiadas que el resto de comunidades autónomas".

TRES CAMBIOS EN UN AÑO

Indicó que el Gobierno central ha cambiado tres veces los criterios para calcular su aportación a las comunidades autónomas para financiar la Ley de Dependencia "en el plazo de un año, y parece que ahora se avecina otro cambio", y criticó que "esos cambios, como un guante, se van adecuando a la mano de aquellos que tienen la información privilegiada".

Al respecto, censuró que el Ejecutivo estatal no haya "solucionado definitivamente el problema de falta de fondos" ni haya "tenido en cuenta las peticiones de la mayoría de las comunidades", que le reclamaron "en reiteradas ocasiones" que adoptara "un sistema de financiación estable que permita la sostenibilidad del sistema de atención a la dependencia".

Por último, recordó que el Consell lleva "dos años reclamando esta necesidad urgente de un cambio del modelo de financiación, suficiente para garantizar la financiación de la atención a los dependientes del mismo modo que funciona el fondo de pensiones de la seguridad social". "Debe de haber una revisión", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies