Cuatro de cada diez incendios forestales investigados por la Generalitat son provocados

Un agente medioambiental en la zona afectada por un fuego
GVA
Actualizado 13/08/2017 16:37:29 CET

VALÈNCIA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Operativo de Investigación de Incendios Forestales (GOIIF) de la Generalitat Valenciana ha analizado este año la causa de un total de 233 incendios forestales en la Comunitat, de los que el 39,9% de ellos son intencionados, el 27,8% ocasionados por rayos, el 21% por "imprudencias" y el resto se desconoce.

Este órgano, dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente, está integrado por 14 agentes medioambientales especializados a los que se suman otros efectivos del territorio donde se investiga. Tras el análisis generan un informe pericial de causa con las consecuencias que ha supuesto para la naturaleza, detalla la Generalitat en un comunicado.

A lo largo de este año, la Generalitat ha recibido 250 denuncias presentadas por los agentes medioambientales, la Guardia Civil, la Policía Autonómica y también por la Policía Local, de las que 31 ya tienen un expediente sancionador iniciado.

Los incendios intencionados son siempre remitidos a las correspondientes fiscalías y, en caso de mediar actuaciones judiciales contra los autores, se derivan al juzgado competente como parte de la función de policía judicial genérica que tienen atribuidos los agentes medioambientales de la Generalitat.

Cuando la causa del incendio es natural, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) aporta, entre otra información, registros del Sistema de Detección de Rayos trasladados a informes que incluyen mapas de precipitación del radar, junto a registros pluviométricos.

27,8% POR FENÓMENOS NATURALES

Estos datos resultan esenciales para conocer con certeza el recorrido de los fenómenos tormentosos y los rayos que pueden estar detrás de los incendios que ocurren. En este caso, el 27,8% de los 233 incendios investigados por el Grupo Operativos son provocados por estos fenómenos naturales.

Por otro lado, en los casos en los que la actuación de los autores no reviste carácter de delito, es el departamento de sanciones de la Conselleria el que instruye los expedientes sancionadores por incendios, de manera que los agentes ejercen la función de policía administrativa en la materia.

Así, bajo la coordinación y supervisión de los fiscales de Incendios de cada Audiencia Provincial, existen canales de colaboración y cooperación con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado para todos los casos en que estos intervienen, lo que garantiza así la unidad de esfuerzo y optimización de recursos en aras de un mejor resultado indagatorio, explican desde el departamento que dirige Elena Cebrián.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies