Cuesta dice que Emarsa pagó noches de hotel a una mujer procedente de Rumanía para traducir documentos

Actualizado 24/11/2011 19:52:02 CET

VALENCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exgerente de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales de Valencia S.A. (Emarsa), Esteban Cuesta, ha declarado este jueves ante el titular del juzgado de Instrucción número 15 de Valencia que la entidad pagó varias noches de hotel a una mujer procedente de Rumanía para traducir documentos y proyectos. En general, ha indicado que "venía gente de Rumanía" por operaciones de trabajo que Emarsa tenía en este país.

En total, a Cuesta se le ha preguntado por si conocía a cuatro mujeres de Rumanía que presuntamente se alojaron en hoteles de la Comunitat a cargo de Emarsa y cuyos vuelos también fueron pagados por la entidad. Al respecto, ha asegurado conocer a una, puesto que ella hizo "alguna traducción de algún proyecto del rumano a español". Del resto ha afirmado que no lo recuerda.

Según la documentación obrante en la causa, Viajes Benimamet facturó a Emarsa unos 2.000 euros por el alojamiento de Cuesta y de la mujer que éste afirma conocer en el Hotel Meliá Alicante en los años 2009 y 2010. Sobre este asunto, el exgerente ha declarado que se alojó allí y ha insistido en que la relación de la mujer con Emarsa era de "traductora".

Preguntado por qué tipo de documentos traducía la mujer que requerían su alojamiento en varios hoteles, ha respondido que traducción de documentos en rumano de algunas empresas y proyectos, y también "traducía si venía alguien de Rumanía". Asimismo, interpelado acerca de por qué no se pedía el servicio de traducción en la Secretaría de Emarsa, que es donde la empresa realiza su actividad, y sí en un hotel de Benicàssim y en otro de Alicante, ha indicado que porque "no llegaban a concretar trabajo en Rumanía".

Cuesta ha insistido en que "venía gente de Rumanía y se hospedaban en hoteles, y nosotros teníamos la atención con estas personas", ha reiterado en varias ocasiones durante su interrogatorio, que finalmente ha tenido que ser suspendido puesto que éste no se encontraba bien.

Así, se le ha preguntado también por su alojamiento en otros hoteles con otras tres mujeres de Rumanía, puesto que consta en documentos que se reservaron dos habitaciones dobles en un hotel, y ha manifestado que sí se alojó en el hotel, pero que no recordaba los nombres de las personas que venían de Rumanía. Además, ha puntualizado que él probablemente estaría solo en una habitación.

Asimismo, según consta en la documentación, Emarsa pagó varios viajes a estas mujeres desde Rumanía a Valencia, y sobre este tema Cuesta ha indicado que lo desconoce. Si que ha dicho que alguna vez fue a Bucarest en compañía de alguna de estas mujeres, pero que también iban otras personas y que no recuerda las fechas.

CAJAS DE NAVIDAD

Otra parte del interrogatorio se ha centrado en las comidas, cenas y cestas de Navidad pagadas por Emarsa. En concreto, en 2005 se facturaron 5.316 euros para cajas de Navidad, y al ser preguntado por si consideraba que este gasto era asumible, ha respondido que "se consideraba como una cosa normal que se tenía que hacer".

También se facturaron 5.125 euros en un restaurante por una comida el 26 de mayo de 2005 para 80 personas, que también incluía salón de juegos, padel, squash, circuitos Spa y hasta palas y bolas de padel. Al respecto, Cuesta ha señalado que en la empresa había dos comidas, en Navidad y en verano, y que lo de jugar al padel "se ha hecho también de años inmemoriales" y "se han organizado hasta cursos de parchis".

Se le ha preguntado por otra factura al mismo restaurante en diciembre de 2005 por valor de 3.865 euros, ya ha asegurado que ésta la desconocía. En 2006 también se facturaron 39.283,26 euros en lotes de Navidad.