El artista valenciano Royo exhibe en el Almudín obras inéditas que extraen la esencia del cuerpo humano

 

El artista valenciano Royo exhibe en el Almudín obras inéditas que extraen la esencia del cuerpo humano

Actualizado 11/05/2006 16:12:18 CET

VALENCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El artista valenciano José Royo exhibe desde hoy en el Almudín la exposición 'Ingrávidos', donde el autor extrae la esencia del cuerpo humano y lo lleva al límite en una serie de cuadros de gran formato impregnados del "barroquismo y mediterraneidad" que caracterizan su obra, según señaló hoy el propio creador durante el acto de presentación de la muestra.

La selección, que se podrá visitar hasta el próximo mes de julio, presenta más de una decena de tablas de gran formato --la mayor de diez metros de largo-- en las que el pintor ha plasmado imágenes de cuerpos humanos en movimiento que parecen flotar sobre fondos indefinidos "que no dependen de nada, ni siquiera de la gravedad", explicó Royo. A su vez, los lienzos se han colgado de las paredes desnudas del Almudín por medio de cables invisibles de manera que también las obras parecen levitar en el edificio.

Todas las piezas que integran la muestra son inéditas y han sido creadas para esta ocasión. Posteriormente la exposición tendrá un amplio recorrido internacional, puesto que viajará por toda América, Inglaterra y Japón, "pero su bautizo es aquí, en Valencia", subrayó el artista. El autor definió su estilo como "valenciano y barroco" dos atributos que, en su opinión, "son lo mismo". Para Royo, "hay gente que intenta luchar contra esto porque creen que es un estilo pasado de moda" pero intentar ignorarlo, "no sólo es renunciar a las raíces culturales del Mediterráneo ,sino también a nuestra propia naturaleza", declaró.

En esta línea, afirmó que "los mediterráneos sentimos rechazo por la línea recta; preferimos la línea curva que baila y se desliza", ya que los valencianos "somos sinuosos", añadió.

Por ello, en 'Ingrávidos' "quería extraer la parte más esencial del barroquismo eliminando lo accesorio y quedándome con lo que para mí es lo más importante, el cuerpo humano", dijo. El cuerpo "contiene tanta información y proporciona tanto placer que, lógicamente, se puede convertir en la meta de cualquier artista", aseveró.

EMOCION "INTIMA" José Royo confesó su satisfacción por poder exhibir estas obras en el Almudín, que, según dijo, "es el edificio que yo hubiera hecho si hubiera sido arquitecto, por lo que nunca me he sentido en un museo tan íntimamente emocionado como en éste".

Por su parte, el comisario de la exposición, José Garnería, indicó que con este trabajo Royo "se mantiene fiel a su pincelada amplia, rápida y segura" y a su "impresionismo expresionista" aunque también "se ha permitido el lujo de huir de algunos de sus rasgos más habituales" al crear fondos indefinidos y figuras en las que predomina el movimiento.

Al acto de presentación de la muestra también acudió la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, María José Alcón, quien destacó que Royo "siempre ha incorporado a su obra la luminosidad del mar Mediterráneo y la sensualidad femenina".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies