La capilla ardiente de Matilde Salvador se abrirá mañana en el Ayuntamiento de Castellón

Actualizado 05/10/2007 16:41:47 CET

Alberto Fabra asegura que con la muerte de la compositora Castellón pierde a una de sus "grandes embajadoras"

CASTELLÓN, 5 Oct. (EDUROPA PRESS)

La capilla ardiente de la compositora castellonense Matilde Salvador --que falleció esta mañana en su domicilio de Valencia a los 89 años-- se abrirá mañana de 9.00 a 12.00 horas en el salón de plenos del Ayuntamiento de Castellón y sus cenizas se depositarán en el nicho familiar el próximo lunes, a las de las 11.00 horas, en el cementerio de San José, informaron hoy fuentes municipales en un comunicado.

El alcalde de Castellón, Alberto Fabra, mostró hoy sus condolencias, en nombre de la ciudad y de la corporación municipal, por la muerte de Matilde Salvador, la autora de la ópera 'La filla del Rei Barbut' que se estrenó en el Teatro Principal de Castellón en el año 1943 y de la representación navideña 'El Betlem de la Pigà'.

"Con la muerte de Matilde Salvador se va una de las grandes embajadoras de la ciudad y supone una gran pérdida para todas y todos los castellonenses", declaró Alberto Fabra, nada más conocer la noticia del fallecimiento de esta castellonense de 89 años que nació en la capital de La Plana el 23 de marzo de 1918.

Casada con Vicente Asencio en 1943, su infancia y juventud se desarrollaron en el seno de una familia de larga tradición artística y musical y su padre fue el impulsor de la creación de la Sociedad Filarmónica y el Conservatorio de Castellón.

Matilde Salvador inició a los seis años los estudios de Piano con su tía, terminando los cursos académicos y obteniendo el título en el Conservatorio de Valencia a los 18 años. Estas enseñanzas musicales las revalidó y obtuvo el título superior en el Conservatorio de Música de Valencia en el año 1947.

Bastantes años tuvo que esperar la compositora para reencontrarse con la pintura, pues fue en 1983, el mismo año en el que estrenó su cantata sinfónica 'Les hores', con el texto del poeta Salvador Espriu, cuando comenzó a pintar sobre vidrio.

Su obra de creación musical abarca distintos apartados, pero sobresalió principalmente en los de música escénica y música coral. Dos óperas y cuatro ballets estrenados, además de la cantata escénica 'Retablo de Navidad' y varias piezas de música incidental e ilustraciones sonoras para obras de teatro clásico se encuentran entre sus trabajos más importantes.

A todo ello hay que sumar numerosas composiciones para coro a cappella y para coro y orquesta, además de su gran aportación en el campo de la canción de concierto, principalmente para voz y piano pero también con acompañamiento de guitarra y de orquesta.

Son muchos los poemas puestos en música por Matilde Salvador, sin que falten en su catálogo los textos clásicos de la literatura castellana. La recientemente fallecida era también pianista de mérito aunque sólo actuaba en público para interpretar su propia música y en su haber contaba con numerosos conciertos y grabaciones discográficas acompañando a cantantes que interpretaban sus ciclos de canciones.

VITALISTA Y ACTIVA

Por otra parte, Matilde Salvador ejerció la docencia en el Conservatorio Superior de Música de Valencia donde impartió clases de solfeo y teoría de la Música y trabajó en la crítica especializado en diarios y revistas de Castellón, Cataluña y Valencia.

Asimismo, han sido numerosos también los premios de composición alcanzados, como el 'Joaquín Rodrigo', de composición coral y que obtuvo en dos ocasiones, o el de 'Joan Senent', por su colección de canciones para voz y piano 'Planys, cançons i una nadala'; al igual que muchas las obras de encargo solicitadas a la compositora desde diversas instancias.

Es "digna de mención" la labor fructífera que desarrolló sobre asesoramiento musical desde diferentes instituciones públicas y privadas, particularmente de Castellón y Valencia, ciudades entre las que repartió su vivir, destacaron desde el Consistorio de la capital de la Plana.

En 1985, la Conselleria de Cultura la nombró miembro del Consejo Asesor de Música y diversas localidades como Castellón, Aldaia (Valencia), Onda, Xirivella (Valencia), Alboraia (Valencia) o Benicàssim le dedican centros educativos y calles.

Además, en 1995, la Associazione Akademia Cantus el Fidis de la ciudad de L'Alguer (Cerdeña) acordó otorgar a su coro el nombre Coro Matilde Salvador; en 1996, la Fundación Huguet la nombró 'Valencià de L'Any'; en 1998, la Universitat Jaume I le concedió la medalla de oro y la Fundación Municipal de Fiestas de Castellón le concedió el 'Fadrí d'Or'.

Matilde Salvador siempre fue una mujer "vitalista y activa", viajera incansable por numerosos países, amante de las tradiciones y una gran compositora que ha hecho historia en la música castellonense, según las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies