Cultura.- La cinta francesa 'Au fond des bois' culmina la Sección Oficial de la Mostra con "hipnosis y seducción"

Nahuel Pérez
MOSTRA DE VALENCIA
Actualizado 22/10/2010 20:05:01 CET

VALENCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presentación de la película francesa 'Au fond des bois' ha puesto fin a la Sección Oficial de la XXXI Mostra de Valencia con una combinación de "oscuridad, hipnosis y seducción", ha informado el certamen en un comunicado.

Al pase de prensa posterior a la proyección del filme ha asistido el actor Nahuel Pérez Biscayart. La cinta, ambientada en un pueblo de Francia a mediados de siglo XIX, cuenta la historia de la hija de un médico rural que es raptada por un campesino vagabundo con poderes hipnóticos.

El actor argentino Nahuel Pérez ha comenzado su intervención explicando cómo llegó a ser el protagonista de la película. "Benoît Jaquot vió la película Sangre brota que yo interpretaba. Le gusté y me contactó. El personaje tenía que tener un acento especial y los castings que hicieron con actores franceses no funcionaron por lo que buscaban un perfil latino", ha dicho.

Acerca de la capacidad del personaje que interpreta para hipnotizar, el actor ha señalado que ni él ni el director se acercaron a la historia desde un punto de vista mágico. "Además, no hubiera sabido actuarlo, lo abordamos desde el punto de vista de la seducción", ha agregado.

"Hay un momento en la película --ha continuado-- en el que los roles se invierten y ella, empieza a ejercer más poder sobre él, que él sobre ella, de lo que se puede desprender que ella, desde un primer momento, pone de su parte para ser hipnotizada. Jugamos con la ambigüedad".

En este sentido, ha indicado que él le preguntaba a Benoît Jaquot "sobre las capacidades mágicas de mí personaje y el levantaba las manos con las palmas hacia arriba haciendo como que no sabía".

Sobre su experiencia como actor de la película, Nahuel Pérez ha resaltado que hablar de "trabajo actoral es limitar mucho lo que sucedió". "Para mí, se trató de una gran bola de experiencias con diferentes capas. Yo no tengo método, no tengo técnica, hago un trabajo intuitivo y rodaba en un idioma que no era el mío, en una época que no era la mía. A Benoît no le disgustaba que hubiera un extranjero medio perdido en el rodaje", ha añadido.

Precisamente, sobre el director francés, Nahuel Pérez ha comentado que Benoît Jaquot "hace hipótesis, no ensaya, muchas primeras tomas fueron las definitivas y había días que acabábamos cinco horas antes del horario previsto". "Fue un rodaje suave y el primer día grabamos todas las escenas de sexo", ha concluido.