Cultura ejercerá sus competencias si no se protege el cementerio civil de Valencia y la fosa común de la Guerra Civil

Actualizado 10/05/2006 12:33:21 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, aseguró hoy que su departamento no descarta emplear sus competencias constitucionales si lo considera necesario para proteger el cementerio civil de Valencia, donde entre otros restos se encuentra una fosa común de la Guerra Civil, puesto que "se trata del respeto a la memoria que, de paso, es la verdad de la historia de este país" y la cuestión "trasciende" el terreno de lo patrimonial.

Así lo expuso la ministra en respuesta a una pregunta del senador de CiU Carles Gasòliba, quien en la sesión de control al Gobierno en la Cámara preguntó a Carmen Calvo si el Gobierno tiene previsto intervenir para "salvaguardar" este espacio. El senador expuso que el caso "ha tomado una dimensión que puede tener consideración de patrimonio histórico también europeo".

Recordó un informe del Consejo de Cultura valenciano que reclama la conservación, entre otros cementerios valencianos, de este civil de Valencia, donde se encuentran los restos "de ciudadanos ilustres del patrimonio cultural universal", así como personas de diferentes religiones. Gasòliba defendió la autonomía de la Comunidad Valenciana en esta materia, pero reiteró que por la importancia de este espacio "toda intervención para la conservación está justificada".

Carmen Calvo explicó en primer lugar que la Comunidad tiene transferida la competencia de la tutela efectiva sobre el patrimonio histórico. "Pero hablamos de poder estar delante de una posible fosa común de represaliados de la Guerra Civil y de la memoria histórica de las víctimas. Trasciende a los elementos de protección puramente patrimonial, entramos en el terreno del respeto y de la sensibilidad de las personas, de sus familiares y de la memoria de este país", añadió.

La ministra se felicitó por el pronunciamiento del Juzgado número 2 de lo Contencioso Administrativo de Valencia, que ayer ordenó la detención de las obras en el cementerio de forma cautelar "con un argumento jurídico extraordinariamente contundente: se puede estar vulnerando la tutela judicial efectiva de las personas que puedan estar allí enterradas".

Agregó que por el momento la justicia "ha colocado las cosas en un sentido de prudencia" y que toca "esperar acontecimientos", pero aclaró que "llegado el caso" el Gobierno central tiene competencias constitucionales para intervenir, "estaríamos dispuestos a aportar nuestra cuota de responsabilidad".

La responsable de Cultura insistió en que es una cuestión que se sitúa "por encima de los valores patrimoniales" y que "hay que tener en cuenta estas circunstancias". "Así se lo pedimos también al Ayuntamiento de Valencia", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies