Una exposición en el Museo de Bellas Artes repasará los "tesoros más enigmáticos" de la cultura de los tracios

Actualizado 02/02/2006 15:55:35 CET

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Valencia acogerá, desde mañana y hasta el próximo 26 de marzo, una exposición bajo el título 'Los tracios. Tesoros enigmáticos de Bulgaria' que tiene como objetivo "recorrer, a través de sus 311 piezas y con un arco cronológico que supera los 5.000 años", la cultura, la historia y el arte de los tracios en Bulgaria, según indicó hoy uno de los comisarios de esta exposición, Gregorio Luri, quién apuntó que esta muestra "servirá también para que los visitantes se empapen de esta antigua y desconocida cultura que habla por sí misma".

La muestra, patrocinada por la Obra Social 'La Caixa' en colaboración con la Generalitat Valenciana, está compuesta por diferentes ajuares, objetos suntuarios, armas y arneses, máscaras funerarias y servicios para banquetes en oro, plata y bronce. Así, Luri indicó que la exposición "desvelará los últimos descubrimientos arqueológicos procedentes de un total de 33 museos búlgaros".

Además, Luri subrayó que aunque el acento recae sobre la cultura tracia, "también se exhiben algunos objetos especialmente relevantes de las culturas que la precedieron en los Balcanes orientales como es el caso de Varna, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo y donde quizá se esconde la cuna de la civilización europea, así como el primer oro trabajado del mundo".

Así, Luri explicó que la exposición pretende familiarizar al público con la cultura de los tracios, un pueblo, dijo, "de origen indoeruopeo que habitó los actuales territorios del norte de Grecia, Bulgaria, Rumania y hasta la desembocadura del río Dniéper --República de Ucrania--".

Asimismo, Luri indicó que esta exposición se concentra en seis ámbitos, hilvanados de forma cronológica y con subámbitos temáticos. El primero de ellos, afirmó, es el de la etapa del Neolítico al bronce, y le siguen la de la Edad del Bronce, la de la guerra de Troya con la invasión persa, la del el siglo V antes de Cristo, la del siglo IV antes de Cristo y, además, el declive de la civilización tracia, es decir, desde el helenismo a Roma.

La secretaria autonómica de Cultura y Política Lingüística, Concha Gómez, indicó que esta exposición "llegó directamente de Bulgaria a Madrid y a Barcelona, y mañana arrancará en Valencia, y cuando finalice, regresará otra vez a su origen, por lo que es una gran oportunidad que no tienen otras ciudades para viajar por la arqueología y la antigüedad de esta cultura".

Así, Gómez señaló que esta muestra, que pretende que Valencia "sea una meta turística de primer nivel", dijo, "tiene unos tesoros magníficos de Bulgaria" por lo que, destacó, "supone una oportunidad única para conocer con detalle más aspectos sobre una civilización con una gran importancia histórica de la que dan testimonio algunos escritores tan conocidos en la antigüedad como Herodoto o Aristóteles".

En este sentido, Gómez recordó que su departamento "dedica más del doble de las partidas presupuestarias a las excavaciones y protección de los yacimientos, a la catalogación de hallazgos tanto arqueológicos como paleontológicos, a las líneas de ayuda a las administraciones y entidades o a la consolidación de los museos de Sagunt, o la Vall Torta". Así, Gómez indicó que su departamento también está elaborando el reglamento de actuaciones arqueológicas de la Comunidad Valenciana y la ley que regirá el funcionamiento de parques culturales.

"LÍMITES MUY COMPLICADOS"

Además, Gregorio Luri apuntó que los tracios "tienen unos límites conceptuales, físicos y cronológicos muy complicados" ya que, indicó, respecto a su definición, "algunos llamaban tracios a los pueblos que estaban al límite de sus fronteras, por ejemplo, aunque otra cosa es que ellos se sintieran así, por lo que los límites conceptuales son complicados".

Asimismo, Luri lamentó que la escritura de los tracios, conservada en unas pocas inscripciones, puntualizó, "no ha podido ser descifrada todavía, y su historia es conocida a través de fuentes griegas y romanas que sólo proporcionan una idea superficial de sus orígenes, de su lengua y de sus costumbres".

Por su parte, el embajador de la República de Bulgaria en España, Vassiily Hristov, calificó la exposición de "única" y "muy importante" y añadió que esta muestra, que "es un enorme privilegio ya que Bulgaria es el Estado más antiguo de Europa, dónde vivieron tanto eslavos como tracios", dijo, "ha sido posible gracias a los acuerdos que tiene Bulgaria con España".

Además, Hristov indicó que esta muestra "servirá para mejorar la autoestima y la integración de la cantidad de compatriotas búlgaros que viven en la Comunidad Valenciana" así como, añadió, "permitirá preservar las raíces antiguas de una civilización tan importante en la historia europea".

Por otra parte, el secretario general de la Fundación 'La Caixa', Luis Reverter, apuntó que "es todo un placer poder colaborar para traer obras tan importantes a Valencia como la de los tracios" y destacó la labor de los comisarios que, dijo, "han trabajado más de dos años para conseguir reunir esta exposición".

Asimismo Reverter indicó que esta exposición, "que recoge piezas que tuvieron una calidad y continuidad en el tiempo, explica de manera clara y detallada las diferentes culturas del mundo destacando, con gran importancia, la de los tracios", concluyó.