Ferran Torrent muestra su "dualidad" rural y urbana en la novela 'Només socis', un "divertimento costumbrista"

Actualizado 09/04/2008 20:21:25 CET

VALENCIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El escritor valenciano Ferran Torrent (Sedaví, 1951) muestra en su última novela, 'Només socis', editada por Columna, su propia "dualidad", ya que, "aunque soy un hombre muy urbano, me gustan los pueblos que aún conservan su geografía física y social". Así, en esta obra, el autor ha echado mano de personajes de relatos anteriores para construir un "divertimento que tiene un poco de todo, costumbrismo, mucho humor y un pellizco de espionaje", explicó.

Torrent presentó hoy 'Només socis' durante una comida con los medios de comunicación en Gilet (Valencia), localidad donde se ambienta parte de esta nueva historia. En su decimonovena novela, el ex detective Toni Butxana y el comisario de policía jubilado Tordera se van de Valencia para vivir una vida sin sobresaltos en el pueblo de Gilet. Pese a la tranquilidad imperante, una célula del Mossad irrumpirá en el domicilio de Butxana, del que no saben todo lo que esconde y a quien no dejarán en paz hasta que no les haya ayudado a cumplir sus objetivos.

Torrent explicó que eligió a Gilet como trasfondo de estos sucesos porque "conserva las formas sociales y físicas de un pueblo de verdad" de los que en la actualidad "quedan pocos porque las grandes ciudades están tan masificadas que los ciudadanos han de buscar otros lugares para habitarlos", señaló Torrent, que abogó por "recuperar las formas de vida rural que se han perdido".

Tal vez por este gusto por el paisaje rural es por lo que en esta obra Ferran Torrent realiza una descripción "costumbrista" aunque mantiene las notas de humor y novela negra que caracterizan gran parte de su trayectoria. "Tiene un poco de todo y sobre todo hay un gran contraste de personajes", apuntó.

De este modo, 'Només socis', a pesar de que parte de un "fleco" de 'Judici final' --la última entrega de su trilogía sobre la sociedad valenciana-- no tiene "nada que ver con estas obras con las que pretendí dar mi visión sobre todos los ámbitos sociales de Valencia". A pesar de lo irónico del retrato realizado por Torrent, el autor recalcó que "la intencionalidad no era describir lo que no me gusta de Valencia sino abarcar todos los ámbitos de la sociedad; lo que ocurre es que soy una persona muy autocrítica y crítica", aseveró.

PRÓXIMOS PROYECTOS

Asimismo, Torrent reveló que entre sus próximos proyectos figura la segunda parte de 'Només socis' aunque ante publicará la novela en la que actualmente está trabajando, para la que baraja el título 'El bulevard dels francesos' y que también transcurrirá en Valencia. "Será dos novelas en una ya que los hechos suceden en dos épocas, en los años 60 y el momento actual", reveló.

Por otra parte, Ferran Torrent aseguró que "continuaré escribiendo en valenciano" y añadió que, después de su incursión en el mercado en castellano tras quedar finalista del Premio Planeta, "lo único que ha cambiado es que soy yo mismo el que hago mis propias traducciones".

El escritor se mostró además crítico con las "condicions que se dan en Valencia para los escritores en valenciano, ya que la ayuda les proporciona el PP no es poca sino nula", recalcó. Consideró que "cuando acabe en Valencia el reinado del PP, porque todo tiene un final", la situación "mejorará".