Generalitat remitirá al Gobierno un catálogo de bienes patrimoniales que están fuera de la Comunidad

Actualizado 06/02/2006 19:35:53 CET

VALENCIA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Cultura, Educación y Deportes, Alejandro Font de Mora, avanzó hoy la intención de la Generalitat de elaborar un catálogo de bienes patrimoniales de carácter cultural de diversa naturaleza que, "perteneciendo al patrimonio histórico-artístico de la Comunidad Valenciana, se encuentran fuera de los límites de nuestro territorio y, por tanto, deberán ser tenidos en cuenta por el gobierno socialista a la hora de disponer su futura ubicación en hipotéticas actuaciones".

El titular de Cultura explicó que este catálogo "se elaborará con la mayor brevedad posible" y será remitido al Ejecutivo español con la indicación expresa del "interés de la Generalitat en su recuperación si se produjeran disposiciones del Gobierno que cambiaran la naturaleza de los organismos archivísticos y museísticos".

Font de Mora recalcó que se trata de una "medida cautelar ante posibles movimientos futuros por parte del Gobierno central" y, precisó que aunque la posición de la Generalitat "siempre ha sido contraria a la disgregación de archivos y museos nacionales", la actuación del Gobierno socialista respecto a los Archivos de Salamanca "sienta un precedente que hay que considerar", apostilló.

En este sentido, se refirió a unas declaraciones del ministro de Trabajo, Jesús Caldera, en las que afirmó que los bienes culturales "tienen que estar donde se elaboraron", según Font de Mora, quien también indicó que existe información relativa a que el Gobierno catalán "espera la elaboración de una ley que permita el regreso de más documentos del Archivo de Salamanca a municipios catalanes".

Asimismo, señaló que recientemente "se ha conocido la sentencia favorable del Tribunal Supremo al traspaso de documentación de la Corona de Aragón a la Generalitat de Cataluña", y recalcó que todo "este conjunto de actuaciones está creando un clima de incertidumbre respecto al destino final de determinados documentos o elementos patrimoniales que puedan, al parecer, ser objeto de cambios de ubicación".

Font de Mora afirmó que, "a la vista de todo esto y respetando la defensa de la integridad de los órganos estatales", desde la Generalitat "tenemos la obligación de prevenir situaciones futuras en que pudieran verse afectados elementos del patrimonio histórico valenciano que, de sufrir algún tipo de traslado por actuaciones del gobierno socialista, lógicamente deberían ser devueltas a nuestra Comunidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies