El IVC+R presenta la talla restaurada de Nuestra Señora de la Naranja, a la que ha insertado un chip antirrobo

 

El IVC+R presenta la talla restaurada de Nuestra Señora de la Naranja, a la que ha insertado un chip antirrobo

Actualizado 17/06/2010 20:11:52 CET

CASTELLÓN, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director ejecutivo de Castelló Cultural, Vicente Farnós, presentó hoy la restauración de la imagen de Nuestra Señora de la Naranja, perteneciente a la Iglesia de Nuestra Señora del Pópulo de Olocau del Rei (Castellón), llevada a cabo por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R), que ha incluido un 'chip' en la talla para conocer su situación "en todo momento" y evitar posibles robos.

Según informó la Generalitat en un comunicado, Farnós estuvo acompañado en el acto por la directora gerente del IVC+R, Carmen Pérez, así como del diputado de Cultura Miguel Ángel Mulet, el alcalde de Olocau del Rei, Ricardo Julián Salvador, y de la coordinadora del área de escultura del Instituto, Fany Sarrio.

En su intervención, Farnós indicó que la imagen es una "pieza única" que ha sido restaurada y recuperada tras muchos años "para que sea admirada y disfrutada por todos los castellonenses".

El alcalde de Olocau agradeció el esfuerzo de todos por hacer realidad la restauración de esta imagen tan importante para la localidad, tanto a nivel histórico como artístico, y resaltó el valor de la devoción que todos los vecinos le tienen a esta Virgen, que, según sus palabras, "no se puede cuantificar".

Por su parte, Pérez recordó que esta imagen fue robada de la Iglesia y posteriormente encontrada en un anticuario de Barcelona, por lo que se le ha insertado un 'chip' para que esté localizada en todo momento y "evitar episodios como el ya vivido". Asimismo, detalló que cada cinco años el Instituto realizará una revisión a la imagen, para comprobar su estado con el paso de los años.

En este sentido, Mulet insistió en que si se ha podido recuperar la pieza es "porque el pueblo la ha sabido mantener", al tiempo que alabó "el gran trabajo que hace el Instituto Valenciano de Restauración para conseguir recuperar obras del patrimonio valenciano que llevaban muchos años en el olvido".

JOYA ESCULTÓRICA

La Iglesia Parroquial de Olocau del Rei ha albergado, entre sus muros, una de las joyas escultóricas más emblemáticas del periodo medieval valenciano, la Virgen de la Naranja, cuyo origen se halla en la ermita homónima, situada sobre un cerro cercano. La escultura se llevó a la iglesia parroquial de Olocau por motivos de seguridad, ya que en 1924 fue robada, aunque recuperada más tarde.

La pieza es una imagen mariana sedente del primer tercio del siglo XIV, de estilo tardorrománico apuntando hacia el gótico. La virgen viste túnica y manto de acentuados pliegues dorado y policromado con motivos vegetales, que le cae de la cabeza. Sobre sus rodillas tiene al niño Jesús sentado, mientras que en su mano derecha sostiene una bola de color anaranjado, que se ha identificado con una naranja, en lugar del orbe, de ahí el nombre de Virgen de la Naranja.

La escultura está realizada en un tipo de madera común de la zona, la tarabina (Juniperus Thurifera), árbol de las montañas mediterráneas poco húmedas, y que se identifica con la sabina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies