Una muestra en el MuVIM subraya el valor integrador de la arquitectura a través de la ciudad blanca de Tel Aviv

 

Una muestra en el MuVIM subraya el valor integrador de la arquitectura a través de la ciudad blanca de Tel Aviv

Actualizado 02/07/2009 17:23:21 CET

VALENCIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ciudad israelí de Tel Aviv, cuyo nombre significa 'colina de primavera', se erige como ejemplo de la arquitectura del Movimiento Moderno de principios del siglo XX en una exposición del Museu Valencià de la Il·lustració i Modernitat (MuVIM) que busca provocar una reflexión sobre el "valor integrador" del planeamiento urbano para ayudar a la "convivencia de culturas" y como "vehículo de ideas".

La muestra, que estará abierta al público hasta el 27 de septiembre, conmemora el centenario de la llamada 'ciudad blanca' y repasa de forma didáctica e ilustrada los orígenes de estos "cubos de hormigón blanco asentados sobre verde, sobre el jardín, a la orilla del Mediterráneo" que aúnan "ideas occidentales y formas orientales" en una "arquitectura ecléctica".

Bajo el título 'De la Bauhaus a la Ciudad Blanca de Tel Aviv', esta exhibición, presentada hoy por su comisaria Marilda Azulay, y el jefe de exposiciones del MuVIM, Carlos Pérez, descubre el "mayor conjunto de arquitectura moderna del mundo, que se ha llegado a llamar museo al aire libre", por lo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.

Fotografías, textos explicativos y maquetas revelan cómo fue construida esta ciudad bajo el planteamiento de la escuela arquitectónica Bauhaus: "una necesaria reforma de las enseñanzas artísticas sería la base de la transformación de una sociedad", y con la diseño propuesto por Patrick Geddes, junto otros arquitectos también judíos que fueron desplazados por el creciente antisemitismo europeo y el poder del partido nazi.

En Tel Aviv, "la arquitectura y el estilo internacional jugaron un papel muy importante como integración de una sociedad que venía de distintos lugares", subrayó Azulay. Además, lo hizo de un modo más "pragmático" que Europa, pues "hubo que construir, vivir, adaptarse a un clima, e incluso reconvertir algunas ideas del Movimiento Moderno para generar de verdad un movimiento internacional" que puso en valor "la habitabilidad", agregó.

A lo largo de 16 capítulos, la muestra se sirve de este "fenómeno único en el mundo" para plantear un diálogo con el visitante sobre la arquitectura del Movimiento Moderno, el estilo internacional, el patrimonio, la ciudad, la diversidad y el inmigrante, que "establece un puente entre Europa Oriente, entre la modernidad y la tradición mediterránea", apuntó la comisaria.

'De la Bauhaus a la Ciudad Blanca de Tel Aviv', organizada por el Museo Kern de la Unión Israelita de Caracas y traída a Valencia con la colaboración de la Diputación de Valencia, del MuVIM, la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, y la comunidad israelita en esta ciudad, viajará después a Tarragona para continuar su vocación itinerante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies