La muestra 'Sorolla. Visión de España' llega al Bellas Artes de Sevilla y aspira a recibir 150.000 visitas

 

La muestra 'Sorolla. Visión de España' llega al Bellas Artes de Sevilla y aspira a recibir 150.000 visitas

Actualizado 24/04/2008 17:04:29 CET

SEVILLA/VALENCIA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, y el director de la Hispanic Society de Nueva York, Mitchell Codding, presentaron hoy en el Museo de Bellas Artes de la capital hispalense la exposición 'Sorolla. Visión de España', que podrá visitarse desde mañana y hasta el 29 de junio y que espera recibir unos 150.000 visitantes.

Los espectadores de la muestra en Sevilla se sumarán a los más de 452.000 que la selección --que permite por primera y única vez contemplar en España las piezas-- obtuvo ya en durante su estancia en el Centro Cultural Bancaja de Valencia.

La exposición está formada por 14 paneles de gran tamaño, que fueron encargados en 1911 a Sorolla por el hispanista norteamericano Milton Huntington, para decorar una de las salas de la Hispanic Society, que fundó a principios del siglo XX con el objetivo de dar a conocer la cultura española en los Estados Unidos. Esta sala, en un principio proyectada para ser una biblioteca, finalmente quedó convertida en la 'Sala Sorolla'.

Las obras, que es la primera vez que salen de su emplazamiento original, han sido restauradas para la ocasión por un equipo de expertos conjunto entre Bancaja y la Hispanic Society. La colocación de los cuadros, asegurados en 100 millones de euros para esta exposición, es muy distinta a la que han tenido en la sala de la Hispanic Society de Nueva York. En 'Sorolla. Visión de España' las obras están a una altura mucho más baja, lo que permite resaltar la grandiosidad, el color y la proporción de las mismas.

Además de la propia exposición, se ha preparado una muestra de fotografías de todo el proceso de restauración de las obras y otra sala en la que explica la historia de la Hispanic Society.

Tras esta muestra, Bancaja tiene previsto llevar las obras a Málaga, Barcelona, Bilbao, Madrid y nuevamente a Valencia, dado el interés cultural que tiene esta muestra para toda la ciudadanía.

Joaquín Sorolla (1863-1923) recibió el encargo, por parte de Archer M. Huntington, de pintar la decoración de la biblioteca de la Hispanic Society.

Durante el año 1912 el pintor se dedicó a recorrer la geografía española, captando imágenes de tipos para construir después la gran decoración de la Hispanic Society. En 1913 cambió de opinión y, aunque no dejó de usar algunos de los cuadros de tipos, empezó a pintar los paneles directamente del natural; ese año hizo el monumental La fiesta del pan. Castilla.

Durante el año siguiente realizó cinco paneles, Los nazarenos. Sevilla (marzo-abril), La jota. Aragón (verano), El concejo del Roncal. Navarra (verano), Los bolos. Guipuzcoa (septiembre) y El encierro. Andalucía (noviembre-diciembre). En 1915 pintó cuatro más, El baile. Sevilla, desde enero hasta marzo, Los toreros. Sevilla, desde marzo hasta mayo, La romería. Galicia, durante el verano y El pescado. Cataluña en el otoño.

El año 1916 sólo pintó Las grupas. Valencia, en el que empleó desde enero hasta marzo; también el año siguiente, 1917, solamente un panel, El mercado. Extremadura. Entre noviembre de 1918 y enero de 1919 hizo El palmeral. Elche y, finalmente, ese mismo año 1919 pintó el último de los paneles durante los meses de mayo y junio, La pesca del atún. Ayamonte.

En total, una obra colosal que ocupó los últimos años de su vida activa; él mismo la consideró la obra de su vida, llamándola exactamente con ese nombre en distintos escritos que se conservan.

El juicio sobre el conjunto que constituye la exposición organizada por Bancaja es que se trata no sólo de la obra más importante de Sorolla, sino también de uno de los más importantes conjuntos pictóricos de todo el siglo XX.

Además, según destacó el presidente de Bancaja, se espera que esta exposición sea la más visitada de España, por delante de la de Velázquez que en el año 1991 se organizó en el Museo del Prado. De momento, han visitado la muestra de Sorolla 452.000 personas en Valencia.

Blanca Pons Sorolla, bisnieta y especialista en la obra de Joaquín Sorolla, estuvo presente en la presentación de la muestra y destacó que esta exposición supone un reconocimiento al pintor, que nunca pudo ver esta colección expuesta ni reunida, ya que murió antes de poder viajar a Nueva York para verla.

Por otro lado, Bancaja pone a disposición de todos los visitantes de la exposición guías multimedia móviles gratuitas para facilitar el acceso a la información sobre la muestra. A través de 100 ordenadores de bolsillo que funcionarán como guías móviles, los visitantes podrán acceder a contenidos variados que van desde los comentarios técnicos e históricos de los comisarios de la exposición --Felipe Garín y Facundo Tomás-- o las notas biográficas de la biznieta del autor, Blanca Pons-Sorolla, hasta las explicaciones sobre el proceso de restauración de la obra o vídeos relacionados con la obra que permitirán ampliar información sobre la misma.

SORPRESAS DE LA RESTAURACIÓN.

Para la restauración de las obras se organizó un Comité Técnico, encargado de decidir las tareas que se iban a desarrollar sobre los lienzos. Después de un exhaustivo estudio, el informe técnico dictaminó que las obras se encontraban en un buen estado de conservación y que los trabajos de restauración serían sencillos. Fue la primera vez que se realizaba una intervención integral de los lienzos de Sorolla, y se llevó a cabo con el máximo respeto a la obra original.

Estos trabajos han permitido descubrir numerosos detalles ocultos hasta ahora como consecuencia de la suciedad ambiental acumulada y los restos de cera pictórica. Tras la eliminación de ambos, los restauradores han podido comprobar la luminosidad y brillantez de los colores utilizados por Sorolla, y la existencia de varios centímetros de pintura original oculta en los bordes laterales de dos de los fragmentos que componen el panel Castilla. 'La fiesta del pan'.

La restauración ha permitido saber también que los lienzos de tela industrial tienen diversos grosores, que la tela de Sevilla. Los toreros fue preparada artesanalmente o que los bastidores están hechos de madera de pino del norte de Nueva York y no han sufrido ningún ataque de insectos xilófagos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies