El Museu de Belles Arts de Castelló exhibe una cruz procesional gótica

 

El Museu de Belles Arts de Castelló exhibe una cruz procesional gótica

Actualizado 28/12/2006 17:32:20 CET

CASTELLON, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director ejecutivo de Castelló Cultural, Vicente Farnós, presentó hoy la cruz procesional de San Miguel de Morella que recientemente ha sido restaurada por la Fundación Blasco de Alagón y que a partir de hoy puede contemplarse en las salas de la colección permanente del Museu de Belles Arts de Castelló, según fuentes de la Generalitat.

Se trata de una valiosa obra de orfebrería del siglo XV que había perdido completamente su aspecto original y que se encontraba en muy mal estado de conservación. La restauración de la pieza ha sido llevada a cabo por el orfebre Vicente J. Tormo.

Durante la presentación, Vicente Farnós estuvo acompañado de la gerente de la Fundación Blasco de Alagón, Laura Peñarroya, del director del Museu de Belles Arts de Castelló, Ferran Olucha y del orfebre responsable de la actuación, Vicente J. Tormo.

Tal y como explicó Laura Peñarroya, la cruz presentada hoy es la segunda de estas características que posee el Museu de Belles Arts de Castelló. La otra es la Cruz de San Juan, que fue restaurada el pasado año.

Esta cruz lleva el nombre de San Miguel por ser éste el santo que aparece en el esmalte central de la pieza, si bien se desconoce exactamente cuál era su ubicación original. "Puede que esta cruz formara parte del tesoro de la iglesia de San Miguel de Morella aunque no existen pruebas que permitan demostrarlo. Lo que sí que es seguro es que se trata de una pieza realizada por los orfebres de Morella", aclaró la máxima responsable de la Fundación Blasco de Alagón.

Tampoco se ha podido determinar la datación exacta de la pieza, aunque se sabe que se realizó durante el siglo XV y que no es una cruz unitaria, sino que fue realizada a partir de otras cruces preexistentes, si bien no se ha podido comprobar su proceso de fabricación.

Tal como su nombre indica, esta pieza era exhibida por los fieles en las procesiones religiosas en la época medieval. Posiblemente, en el periodo de la Pascua, ya que el repertorio iconográfico representado en la cruz alude a la Pasión y Resurrección de Cristo.

Su ornamentación vegetal revela que es una cruz realizada alrededor de 1400, ya que ésta está constituida por las góticas hojas de roble, no de parra, como muestran modelos anteriores.

La restauración desarrollada por Vicente J. Tormo ha supuesto la "dignificación total de la pieza", como resaltó Vicente Farnós, quien se mostró muy "satisfecho" de que "el Museu pueda recuperar el esplendor de esta valiosa pieza".

El trabajo de restauración de esta cruz ha supuesto a la Fundación Blasco de Alagón una inversión de 2.436 euros. La obra permanecerá expuesta en las salas de la colección permanente del Museu de Belles Arts de Castelló, según dichas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies