El Museu Valencià d'Etnologia viaja desde hoy al corazón de África a través de dos exposiciones sobre su vida

Actualizado 23/09/2009 9:01:47 CET

VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Museu Valencià d'Etnología viaja desde hoy al corazón del África "más contemporánea" y "más real" con dos exposiciones que se aproximan al día a día de la vida cotidiana de sus habitantes. Lejos de las imágenes típicas de guerras, sufrimiento o paisajes frondosos que ofrecen los telediarios, 'Guinea Ecuatorial en el siglo XXI' y 'África a diario' muestran un recorrido por el vecino continente a través de una serie de fotografías que se acompañan de algunos objetos tradicionales y artísticos.

Las muestras se inaugurarán hoy y podrán visitarse hasta el próximo 29 de noviembre. Durante la presentación de estas exhibiciones, el director del Museu Valencià d'Etnología, Joan Seguí, indicó que ambas reflejan "aquello que uno encuentra si viaja a África con tiempo y la suerte de poder pararse a observar y escuchar".

En su opinión, un "contenedor de tantas realidades culturales, con tanta la complejidad política y tantas estigmatizaciones a la espalda, es difícil de tratar" y en esta ocasión se ha intentado profundizar en él desde una óptica "lo más poliédrica posible", dijo.

Así, 'África a diario' trata de reflejar "los colores de África, la densidad de las emociones y sentimientos" que se experimentan al viajar por sus tierras en 80 instantáneas que, según su propio autor, Manuel Bañó, son "no son las fotografías de un fotógrafo, son las de un caminante" por el África Subsahariana y del Este.

Bañó da un paseo por las "escenas cotidianas que se repiten en cualquier ciudad pero en entornos absolutamente diferentes" dividido en cuatro espacios temáticos que hablan del ser humano (retratos e identidades), del viaje y la hospitalidad africana, del papel que juega el árbol como espacio de sociabilidad, y del singular mundo de artesanos y el comercio.

A su lado, una serie de objetos actuales muestran cómo se aprovecha todo, de modo que el visitante podrá contemplar desde un sillón realizado con neumáticos, bicis africanas o una hamaca de plástico, hasta telas calzados ilustrados con motivos yanquis.

Para 'Guinea Ecuatorial en el siglo XXI', el artista Machyta Oko, hijo de madre holandesa y padre africano, regresó a Guinea a redescubrir su raíces. El resultado es esta exposición de 22 fotografías que juegan con conocimientos del arte del siglo XVI, XVII y XVIII, junto a cuatro cuadros y objetos artísticos que componen una "visión cercana a la etnología", explicó la comisaria Yolanda Aixelà de la muestra en su presentación en Valencia.

Machyta muestra de una manera intimista como los ecuatoguineanos dan forma a su propia identidad, sin distanciarse de sus inquietudes y su privacidad. Sus obras aspiran a conocer y comprender la identidad africana, al tiempo que expresan empatía compasión y ternura y profundizan en temas como el capoquer (un tipo de árbol), la importancia de la maternidad, njangui o 'tontina' (mujeres ahorrando), el agua, los barrios urbanos, el mercado, la malaria y el sida, tareas cotidianas como la comida, el ocio de los niños, los rituales, la sabiduría de la vejez o las migraciones hacia Europa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies