PSPV pregunta qué entidades se unen a La Alquería de los Artistas para que Diputación "no sea el único pagano"

Actualizado 20/06/2009 16:31:27 CET

VALENCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo socialista en la Diputación de Valencia pretende conocer qué otras entidades, públicas y privadas, tienen previsto sumarse al proyecto de La Alquería de los Artistas, un proyecto impulsado por la Fundación InspirArte, para que la corporación provincial "no sea el único pagano" de esta iniciativa.

Así, lo indicó, en declaraciones a Europa Press, el portavoz del PSPV en esta institución, Rafael Rubio, que indicó que si la Diputación fuera la única implicada en la iniciativa de InspirArte, "debería replantearse el proyecto" porque, en ese caso, la corporación provincial podría impulsar algo similar por sí sola. Consideró, "sin entrar en los que es el contenido y la naturaleza del proyecto", que se ha de saber "si hay otras entidades, públicas o privadas, dispuesta a financiarlo al margen de la Diputación". Apuntó que la fundación confía contar también en el apoyo de la Generalitat y de empresas, y solicitó que "se precise qué otras entidades y empresas han comprometido dinero".

Rubio comentó también que es necesario conocer si la fundación "tiene las licencias administrativas" convenientes para poner en marcha esta idea. Se refirió, en concreto, a las autorizaciones correspondientes de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, y a la licencia de actividad que ha de otorgar el Ayuntamiento de Sueca (Valencia), localidad en la que se encuentra situado el inmueble donde se desarrollaría el proyecto.

El responsable socialista recordó que La Alquería de los Artistas se crearía en el Parque Natural de La Albufera y destacó que este emplazamiento exige, por las características medioambientales del entorno, que se cumpla una serie de requisitos para poder llevar a cabo cualquier tipo de actividad. Este proyecto se situaría en las casas de Vilches, una construcción que data aproximadamente del año 1850 y que está situada en el Mareny de Vilches, en la carretera de El Perelló a Cullera, en el termino municipal de Sueca.

El proyecto de La Alquería de los Artistas pretende ofrecer a los creadores de disciplinas como la literatura, las artes plásticas, escénicas, fotografía y música, becas de residencia en las casas de Vilches, hasta un máximo de 40 artistas, por un período de uno a cuatro meses. La Diputación de Valencia y la Conselleria de Cultura han mostrado su disposición a participar en esta iniciativa, a la que aportarían un presupuesto inicial de 300.000 euros para inicio de proyecto de la Fundación InspirArte.

El grupo socialista en la Diputación de Valencia presentó en el pleno celebrado esta semana en la corporación provincial una pregunta, suscrita por su portavoz, con el fin de conocer "cuáles son las causas por las que no se ha firmado a fecha de hoy el correspondiente convenio de colaboración" con dicha iniciativa. Rafael Rubio comentó que por la información que le ha sido facilitada, sabe que no se ha suscrito "porque está pendiente de que se entregue la documentación que la Diputación ha pedido a la fundación".

Explicó que entre la información que se exige se pide conocer si la fundación "cuenta con las licencias administrativas de la Conselleria de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Sueca" para poder "desarrollar ahí esa actividad", y manifestó que por los datos que tiene "no hay aún licencia de actividad" para La Alquería de los Artistas. "Nos preocupa saber si reúne las condiciones para albergar y desarrollar esa actividad", dijo.

Rubio señaló que el inmueble en el que se quiere ejecutar esta idea "se pensó para dedicarlo a la actividad hotelera" en un principio y que al no "caber" esa actividad "parece que se quiere reconvertir" ahora. Insistió en la necesidad de que La Alquería de los Artistas se haga "en todas las condiciones".

LICENCIA

El Ayuntamiento de Sueca aseguró esta semana, en un comunicado, que, "muy a su pesar", no podrá conceder la licencia a la habilitación de este proyecto mientras la Conselleria no otorgue la declaración de interés comunitario. Indicó que el cambio de rehabilitación a habilitación, anula la licencia concedida en el 2004. En ese año se solicitó una reforma de rehabilitación de las casas de Vilches, que son edificios protegidos y cuentan con un nivel 3 de protección en el catálogo del Plan General de Urbanismo de Sueca.

El consistorio precisó que, al ser la reforma de rehabilitación modificada por una de habilitación, y por estar la construcción en el Parque Natural de La Albufera, ya no es competencia, según marca la actual legislación, del Ayuntamiento de Sueca. Así, señaló que debe ser la Conselleria de Medio Ambiente la que otorgue la declaración de interés comunitario, y "sólo" entonces la administración local "podrá facilitar la pertinente licencia".