Raimon revivirá en la Complutense las movilizaciones estudiantiles de Mayo del 68 con un concierto el jueves

Actualizado 20/05/2008 20:46:24 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Raimon revivirá el próximo jueves con un concierto gratuito en la Universidad Complutense el movimiento estudiantil de Mayo del 68, cuarenta años después de que jóvenes y obreros ocuparan las calles de París para pedir por un mundo más justo.

Precisamente durante esos días, los universitarios madrileños tomaban el testigo revolucionario de Francia por la democracia en unas jornadas que tuvieron uno de sus momentos álgidos en un multitudinario recital que ofreció el cantante Raimon en la Facultad de Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales.

Ahora, cuatro décadas más tarde, el artista valenciano revivirá aquella jornada histórica con un nuevo concierto organizado por la Universidad Complutense de Madrid y en el que colabora la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

La cita será a las 21.00 horas en el Anfiteatro Ramón y Cajal de la Facultad de Medicina, un encuentro que "pretende ser un homenaje a todos aquellos que, con su toma de conciencia y su asistencia, contribuyeron a construir una España más libre", señaló la organización en un comunicado.

La conmemoración de este aniversario incluye, además, exposiciones con las fotografías más representativas de aquellas jornadas, sesiones de cine fórum, y tres mesas redondas, inauguradas ayer por el propio Raimon y que continuarán abordando los conceptos de Universidad y Sociedad, y La Otra Canción con las opiniones de profesores universitarios, periodistas y artistas como Rosa León.

Ramón Pelegero Sanchís, más conocido como Raimon, empezó a cantar en público en su ciudad natal, Valencia, hacia el año 1961, coincidiendo con la aparición del movimiento catalán de la Nova Cançó al cual aportó, con sus canciones y con su forma de cantar, un estilo personal y discrepante, absolutamente original en comparación con lo que se estilaba por la época.

Su música, sus palabras, su manera de cantar produjo una gran sorpresa en el ambiente artístico de los inicios de los años sesenta. De hecho, Al Vent, su primera canción, publicada en disco pocos meses después, obtuvo un éxito inmediato en toda España y se convirtió en un himno.

Su biografía aparece ligada a grandes conciertos como el que ahora se conmemora, recitales casi todos sin el pertinente permiso gubernativo y que consiguieron abarrotar l'Institut Químic de Sarriá (1966), el Palau de la Música Catalana (1967) -en su debut en solitario- o el Pabellón de Deportes del Real Madrid (febrero 1976), el único recital autorizado de los cuatro programados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies