Rescatadas en la Vila Joiosa (Alicante) 35 ánforas del yacimiento romano más importante del Mediterráneo

Actualizado 31/07/2006 16:44:42 CET

ALICANTE, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La conselleria de Cultura ha conseguido rescatar 35 ánforas completas, 1 fragmentada y 17 cuellos o mitades de ánfora procedentes del yacimiento arqueológico subacuático de Bou-Ferrer, ubicado frente a las costas de la Vila Joiosa (Alicante) y que "es el yacimiento más importante del Mediterráneo occidental que se encuentra en fase de estudio, y uno de los más relevantes de la época romana que se conoce", según anunció hoy el conseller de Cultura, Alejandro Font de Mora.

El representante del Gobierno valenciano presentó hoy estos restos, que pertenecen a un barco mercante de época romana datado en el S. I d.C. que transportaba un cargamento de ánforas de salazón procedentes de la Bética y que naufragó en la zona.

El descubrimiento fue realizado en el año 2000 por dos miembros del club náutico Bou y Ferrer. Se trata del yacimiento arqueológico submarino más importante de la Comunitat y hasta la fecha es el mayor descubrimiento inédito del Mediterráneo Occidental, subrayaron desde la Generalitat.

La Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano y Museos ha promovido una intervención pionera consistente en la construcción de un enrejado submarino para proteger el yacimiento del expolio. A continuación se ha gestionado un programa de actuaciones entre las que se encuentra la primera campaña de excavación en el Pecio del Bou-Ferrer.

La excavación se inició el 1 de julio y los trabajos se han desarrollado a lo largo de todo el mes. El objetivo de esta primera campaña, financiada con 12.000 euros por Patrimonio, era determinar la envergadura real de los restos y su estado de conservación a fin de planificar los trabajos futuros.

Para la realización de esta excavación se ha contado con la colaboración del Taller de Imagen de la Fundación General de la Universidad de Alicante, el Museo Municipal de La Vila Joiosa, el Club Náutico y el Club de buceo Ali Sub de esta misma localidad y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil. Durante esta campaña se han extraído 35 ánforas completas, 1 fragmentada y 17 cuellos o mitades de ánfora.

Se confirma la existencia de 1.000 ánforas completas de la misma tipología, lo que implica el carácter homogéneo del cargamento. Asimismo, constituye un hallazgo de excepcional relevancia la verificación de que el maderamen del buque se conserva y sería posible su recuperación.

SISTEMA DE PROTECCION

El sistema de protección que se ha instalado es pionero en excavaciones arqueológicas de Europa. Las ánforas se encuentran en buen estado y las dimensiones del yacimiento son de 30 x 6 metros. Su descubrimiento permite ahondar en el conocimiento del comercio romano, las rutas de navegación y los sistemas de construcción de embarcaciones de la época, etc.

Según Alejandro Font de Mora, "nos encontramos ante un hallazgo, de extraordinaria singularidad, cuya gestión, desde el punto patrimonial y de la investigación, permitirá una gran difusión y un gran impacto social, así como una oportunidad única para recuperar la necesaria vinculación al mar a través del conocimiento de nuestro patrimonio arqueológico subacuático".

Por último, el conseller anunció que "a partir de esta primera cata de sondeo se van a realizar otras campañas sucesivas con una inversión en torno al millón de euros".