Un trío valenciano celebra un concierto en el Palau con instrumentos de Stradivarius valorados en 18 millones

Actualizado 05/11/2006 14:25:16 CET

VALENCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Palau de la Música de Valencia acoge mañana un concierto extraordinario del trío valenciano 'Rebec', en el que sonarán una viola, un violín y un violonchelo construidos por el famoso luthier italiano Antonio Stradivarius entre 1672 y 1724 y que están valorados en 18 millones de euros.

La presidenta del Palau de la Música, Mayrén Beneyto, destacó, durante la presentación del concierto, la importancia y el valor de estos Stradivarius que, según dijo, "son las mayores joyas que se pueden tener dentro de los instrumentos" y que se escucharán el próximo lunes en la Sala Rodrigo del auditorio valenciano, "la propia para que suenen", ya que si se utilizara otra con más capacidad "se perdería intimidad y emoción".

Será, destacó Beneyto, un concierto abierto al público, pues según dijo, es "obligación" del Palau "acercar la música a todo el mundo y enseñar, en este caso, cómo suenan estos instrumentos".

El concierto será ejecutado por el trío valenciano 'Rebec', compuesto por el violinista Vicente Huerta, el viola David Fons y el violonchelista Mariano García, que interpretarán el 'Divertimento en mi bemol' de Wolfgang Amadeus Mozart, el estreno absoluto de 'Le Pleurs. Bagatelle for String Trio' de Óscar Colomina y la 'Serenade en do menor' de Ernst von Dohnány.

Estos músicos, que ya han tenido en sus manos la viola y el violonchelo-- el violín llegará el viernes--, comentaron que se trata de instrumentos únicos, "más que una joya", con mayor calidad de sonido y capaces de "llegar lejos" y "llenar espacios grandes". Se trata, añadieron, de instrumentos al alcance de muy pocos y "con mucha personalidad", lo que les hace "difíciles de tocar" y que condicionan al propio músico. "Tienes que tocarlos como ellos quieren", indicó David Fons.

Entre estos tres instrumentos de cuerda destaca la viola 'Mahler', de 1672, que, valorada en diez millones de euros, ha costado "sangre, sudor y lágrimas" traerla a Valencia, y que es la más antigua de las 13 que existen en la actualidad en el mundo, según explicaron el luthier Claude Lebet y Luis Clemente, de la empresa Clemente Pianos, colaboradora en el concierto.

En este sentido, Lebet indicó que las violas son más difíciles de encontrar que otros instrumentos, pues desaparecieron de los conjuntos al pasar éstos de quintetos a cuartetos. Esta 'Mahler' pertenece, en la actualidad, a una fundación que presta instrumentos a músicos profesionales. Su parte trasera está realizada con tronco de álamo con un atractivo dibujo, mientras que el contorno está bien concebido, con largos ángulos, si bien la cabeza puede parecer proporcionalmente más grande que el cuerpo.

El violonchelo, al que Clemente calificó de maravilloso, fue realizado en 1698 con una madera de una calidad excepcional y barnizado en rojo claro dorado, y está valorado en cinco millones de euros. Por su parte, el violín, llegará el próximo viernes a Valencia, costaría en el mercado tres millones de euros.

Las piezas que el Palau de la Música, Clemente Pianos y Claude Lebet han traído a Valencia-- y que estarán expuestas durante una semana en el establecimiento musical-- son de las pocas ?que quedan en el mundo del genio de Cremona,. En este sentido, Lebet indicó que Stradivarius realizó unos mil instrumentos, de los que actualmente quedan "algo menos de 500".

SECRETO

En el sonido de Stradivarius no hay secreto, sino "un gran arte" en el luthier de Cremona, "una gran pasión en la búsqueda por llegar a estos modelos perfectos que llegan hasta nuestros días", señaló Lebet, quien destacó a Europa Press Televisión que el genio italiano cambió a finales del siglo XVII la estructura del violín, y que hacía una magnífica elección de materiales y barnices.

Al respecto, comentó que Stradivarius fue un hombre "muy culto" y con "carácter de inventor", relacionado con la Física y las Matemáticas, que aplicó todos sus conocimientos en la construcción de instrumentos. Hablar del secreto de Stradivarius, señaló, sería como hacerlo del de Rafael o el de Leonardo. Haciendo un paralelismo con la pintura y una comparación con otros luthiers, indicó que mientras Guarneri sería como Van Gogh, Stradivarius sería como Monet.

La construcción de instrumentos de cuerda es un arte, según indicó Lebet, quien añadió que en España hay "un enorme agujero en la tradición de construir violines", si bien en la actualidad hay jóvenes constructores que "empiezan en Madrid o Barcelona", aunque "todavía no hay un gran nombre".

En la rueda de prensa de presentación, además de Beneyto, Clemente y Lebet, estuvo presente el subdirector de Música del Palau, Ramón Almazán, quien destacó la creación del trío Rebec, compuestos por tres "magníficos" músicos valencianos "muy vinculados con la orquesta de Valencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies