La VII edición de Poliniza 2012 cierra sus puertas con 14 murales en la UPV

 

La VII edición de Poliniza 2012 cierra sus puertas con 14 murales en la UPV

Una De Las Obras Del Poliniza 2012
KIKE SEMPERE
Actualizado 11/05/2012 19:35:12 CET

VALENCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La VII edición del Festival de Arte Urbano de la UPV, Poliniza 2012, ha cerrado este viernes sus puertas con los 14 murales brillan ya finalizados. Los muros del Rectorado, la Facultad de Bellas Artes, el Ágora UPV, la Casa del Alumno y la ETS de Ingeniería de la Edificación albergarán las obras hasta la próxima edición del festival.

La jornada de este viernes, acompañada de nuevo por el buen clima de todo el festival, ha servido para que los 34 grafiteros participantes acabasen de definir sus trabajos. Además, más de 300 personas han disfrutado de la exhibición de BMX en el Ágora UPV a las 14.00 horas, según ha informado la institución académica en una nota.

Joan Peiró, creador del festival, ha destacado "la línea de elevada calidad que ha caracterizado Poliniza desde sus inicios". Además, "sumada a la singular simbiosis entre grafitti y pintura mural que en ediciones anteriores valoraba Juan Canales (comisario del festival), este año se debe destacar la eficaz dialéctica entre figuración y abstracción".

A su juicio, "el público fiel y cada vez más numeroso que acude cada año, podrá disfrutar en los próximos meses de magníficos exponentes resueltos bien con spray o con pintura acrílica, así como de espectaculares soluciones figurativas como en los casos de La Mesa, Mr. Trazo o Stinkfish, o de sólidas composiciones abstractas como las aportadas por Álvaro y Diana en el muro de Rectorado".

Peiró, actual director de Comunicación Institucional de la UPV, ha resaltado también "la amplia presencia de grupos en los que, artistas formados en Bellas Artes, han convivido y compartido personales poéticas con compañeros y compañeras provenientes de ámbitos limítrofes como el diseño (Cere y Lolo), la ilustración (CacheteJack) o la arquitectura (Crachaton).

También ha resaltado "la nutrida presencia femenina, con algunas propuestas que marcada y evocadoramente manifiestan las implicaciones de esa condición de género, que se ha convertido en un significativo vector del arte contemporáneo desde la década de los 90 del siglo pasado. Desde esta perspectiva, cabe aproximarse a las interesantes propuestas de Dinora Palma (Chiapas, México) y la bogotana Bastardilla (Colombia)".

Para Peiró, "resulta evidente una vez más la contraposición cromática continental. Así, frente a la potencia y calidez de la paleta de colombianos y mexicanos (especialmente intensa la saturación en el trabajo de Hugo Huitzi), encontramos gamas mucho más contenidas, cuando no monocromas, en los murales europeos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies