Las visitas al IVAM aumentan un 55% en 2006, la mayor subida de los grandes museos de España

Actualizado 20/04/2007 16:46:56 CET

La entrada del museo valenciano es la más barata de los centros con acceso previo pago

VALENCIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) registró en 2006 un aumento del 55 por ciento en la afluencia de visitantes, la mayor subida de las grandes pinacotecas del país, al pasar de las 275.761 contabilizadas en 2005 a las 429.661 de 2006. Así se constata en la comparación efectuada para la actualización anual de la 'Guía Práctica Museos de Bellas Artes' que ha realizado Consumer.es eroski (www.consumer.es). El otro gran museo de arte en Valencia, el San Pío V, también constató un incremento en la afluencia de visitantes, aunque una proporción menor (un 25 por ciento).

El IVAM sobresale además por ser, de los 21 centros de arte estudiados en los que hay que pagar para ver sus fondos, el que tiene las tarifas más baratas, con un precio de 2 euros. Por su parte, el Museo San Pío V es uno de los nueve centros españoles con entrada gratuita. Sin embargo, ninguno de los dos se encuentra entre los trece museos de arte españoles que ofrecen servicio de audioguía, refleja el estudio, que aborad las 30 principales pinacotecas del país.

En términos generales, la asistencia a los principales museos de Bellas Artes españoles aumentó en 2006. De los algo más de diez millones (10.264.919) de visitantes registrados en 2005 se ha pasado a once millones, lo que supone un incremento de 750.000 personas. Sin embargo, el crecimiento no ha sido uniforme. De hecho, el número de visitas ha disminuido en uno de cada tres.

De éstas, ocho han perdido visitantes en el ejercicio 2006. La mayor pérdida se ha registrado en uno de los museos más importantes del país, el Museo Reina Sofía, que ha perdido 172.067 visitantes (de 1.590.000 ha pasado a 1.418.000, un descenso de un 10 por ciento), aunque sigue siendo el segundo en afluencia, tras El Prado.

Otras caídas significativas se han registrado en el Museo Nacional de Escultura, que ha visto cómo en un año el número de visitantes se ha reducido en más de un 30% (de 150.000 a 98.000) y el Museo Nacional D'Art de Catalunya, con 39.103 usuarios menos.

Pese a estos descensos, la afluencia global ha crecido, gracias en buena medida a los significativos aumentos en algunas pinacotecas. Es el caso de El Prado que, además de seguir siendo, con gran diferencia, la pinacoteca más visitada del país, en 2006 aumentó en casi 200.000 visitas las contabilizadas el año anterior (de 1.966.000 a 2.165.000).

Destacado también ha sido el aumento en el número de visitas en el Museo Picasso de Barcelona, que ha crecido un 15% (de 1.074.000 a 1.225.000) y, en especial, el del IVAM cuyo número de visitantes creció en 2006 más de un 50% (de 275.000 a 430.000). Más modestos han sido los incrementos de museos como el Guggenheim (algo menos de un 5%), o del Teatre Museu Dalí (apenas un 1%).

DIFERENCIAS DE PRECIOS

El abanico de los precios de las entradas de los museos de Bellas Artes de nuestro país es muy diverso: en uno de cada tres la entrada es gratuita, pero en otros, como el Guggenheim, el precio del billete alcanza los 10,5 euros, cantidad que casi duplica a la de otros museos de referencia como El Prado, el Thyssen o el Museo Picasso de Barcelona (seis euros en los tres casos).

Seis euros es también el precio de la entrada este año al Museo Reina Sofía, que se ha doblado en doce meses (de tres euros en 2006 se ha pasado a seis euros en 2007). El Reina Sofía es uno de los cuatro museos que han aumentado la tarifa de sus entradas este año. Los otros han sido el Museo de Bellas Artes de A Coruña (de gratuito a 2,4 euros), el Museo de Bellas Artes de Bilbao (de 5 euros a 5,5) y la Fundación Antoni Tapies (de 4,2 a 6 euros).

En cuanto a los servicios ofertados por los museos, se ha prestado especial atención a los elementos que permiten al visitante una contemplación más culta y contextualizada de las obras de arte. Así se ha hecho con los servicios de audioguía. Sólo 12 de los 30 Museos lo ofrecen para que los visitantes puedan enriquecer su paseo por la pinacoteca con una explicación individualizada de sus obras más destacadas a través de un reproductor de audio.

En ocho de ellos este servicio está incluido en el precio de la entrada y en el resto, los precios van de los cuatro euros de la Fundación Joan Miró y el Museo Thyssen-Bornesmiza a los tres y medio del Museo Nacional del Prado y el Reina Sofía y los dos del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El 90 por ciento de los museos estudiados están adecuados para las personas que tengan alguna discapacidad. Los que no lo están son el Centro Gallego de Arte Contemporáneo, Museo Español de Arte Contemporáneo de Cuenca, Museo Nacional de Escultura y Museo Sorolla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies