Denuncia un falso asalto para justificar a su jefe que el coche estaba lleno de barro

Policía, agente
POLICÍA NACIONAL JEFATURA COMUNITAT VALENCIANA
Actualizado 16/05/2018 16:35:34 CET

El detenido aseguró que había sido abordado por dos toxicómanos, cuando en realidad contrató los servicios de una prostituta

ALICANTE, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha arrestado a un hombre de 51 años que presuntamente interpuso una denuncia falsa en la comisaría de Elche (Alicante) para justificar ante su jefe que el vehículo de la empresa estaba lleno de barro. El detenido aseguró haber sido asaltado por dos toxicómanos, cuando en realidad contrató los servicios de una prostituta.

La investigación arrancó después de que acudiera a dependencias policiales y denunciara haber sido víctima de un robo con violencia por parte de dos individuos con aspecto de toxicómanos, según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

El hombre relató a los agentes que, mientras estaba parado en un semáforo repartiendo con el furgón de la empresa, los dos supuestos drogadictos abrieron la puerta del copiloto y se metieron a la fuerza. Según su declaración, uno de ellos sacó un objeto punzante y se lo puso en el cuello, a gritos de que le diera todo el dinero que tenía.

La falsa víctima denunció que, cuando se puso el semáforo en verde, los atracadores comenzaron a darle órdenes de la dirección que debía tomar y lo condujeron hasta una zona apartada y descampada que estaba llena de barro. Como no llevaba dinero encima, después de registrarle se marcharon a la carrera sin llegar a sustraerle nada.

Estos hechos presentaban incongruencias que hicieron sospechar a los investigadores de la veracidad de lo denunciado, por lo que iniciaron las pesquisas y pidieron la colaboración de la Policía Científica.

Los forenses, tras realizar un minucioso estudio del vehículo donde supuestamente se habían producido los hechos, encontraron vestigios de una mujer que no tenía que ver con los dos asaltantes. Sus datos correspondían con los de una prostituta, por lo que los investigadores le tomaron declaración para aclarar lo sucedido.

DECLARACIÓN DE LA PROSTITUTA

La mujer manifestó que, el día del falso asalto, un hombre cuyas características físicas correspondían con las del denunciante había contratado sus servicios. Para tener relaciones, se desplazó con ella en el coche a una zona descampada.

Con las piezas encajadas, los integrantes del grupo I de investigación de la comisaría de Elche volvieron a citar al denunciante. Una vez le pusieron las pruebas sobre la mesa, este se derrumbó y reconoció que lo que había denunciado era un mentira para justificar delante de su jefe que la furgoneta tuviese barro.

Por todo ello, el sospechoso fue arrestado por un presunto delito de simulación de delito. Tras declarar en presencia de su abogado, fue puesto en libertad con cargos.