Desarticulada una banda dedicada presuntamente a la explotación laboral de ciudadanos húngaros

Actualizado 24/02/2012 15:34:16 CET

VALENCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado una banda dedicada presuntamente a la explotación laboral de ciudadanos húngaros que eran introducidos en el país bajo la promesa de un trabajo y eran posteriormente explotados en tareas agrícolas. En total, hay seis detenidos, cuatro varones y dos mujeres, todos ellos de nacionalidad rumana, acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores.

Según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado, los agentes comenzaron las investigaciones tras tener conocimiento de que unos individuos de nacionalidad rumana afincados en Tavernes de la Valldigna y Valencia supuestamente se dedicaban a la explotación laboral de ciudadanos procedentes de Hungría.

Así, se inició la Operación Zítara, en el marco de la cual se averiguó que estas personas pertenecían a una banda perfectamente organizada en la que sus integrantes desempeñaban diferentes cometidos. Los ciudadanos húngaros llegaban a pagar 300 euros bajo una falsa promesa de trabajo para después ser explotados en tareas agrícolas.

Una vez en España, eran trasladados hasta una caseta de campo, donde les daban manutención y cobijo, previo pago de alquiler, y eran diariamente trasladados hasta los campos ubicados en diferentes lugares de la provincia de Valencia, cobrando una pequeña cantidad por este trabajo.

En una primera actuación realizada el pasado día 2 de febrero, la Guardia Civil procedió a la detención de dos personas como integrantes de la banda, quienes tenían la función de la manutención, cobijo y administración de las cuentas de los trabajadores. A partir de esta primera fase de la operación, en los días siguientes la Guardia Civil ha procedido a la detención de otras 4 personas, todos ellos miembros de la organización.

Las detenciones se han realizado en distintas localidades de la provincia de Valencia sumando un total de 4 varones y 2 mujeres, todos ellos de nacionalidad rumana, como supuestos autores un delito contra los derechos de los trabajadores. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies