Desarticulada en Benidorm una organización dedicada al "hurto amoroso" por el litoral mediterráneo

Vehículo en el que se desplazaban las detenidas
CNP
Publicado 10/04/2018 12:09:51CET

   ALICANTE, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Benidorm (Alicante) una organización de cuatro jóvenes, dos hombres y dos mujeres, supuestamente dedicada a la especialidad delictiva conocida como "hurto amoroso o cariñoso" por todo el litoral mediterráneo y que robaban a sus víctimas, de edad avanzada, en "escasos segundos" sin que se percataran.

   Los cuatro integrantes tenían claramente repartidas sus funciones, de manera que las dos mujeres, una de ellas menor de edad, eran las presuntas autoras materiales de los robos. Para ello, se aproximaban a sus víctimas con el fin de ganarse su confianza y así mantener un contacto físico que les permitiera sustraer a personas de avanzada edad objetos de su propiedad sin que se percatasen.

   Una vez detenidos, los agentes descubrieron en el interior del dispositivo de aire acondicionado del vehículo en el que viajaban, un reloj de alta gama que se encontraba sustraído, según ha informado la Policía en un comunicado.

   Los presuntos autores se trasladaban de una localidad a otra siempre con distintos vehículos, generalmente de alquiler, para evitar levantar sospechas. Cada uno de ellos tenía asignado un papel dentro del entramado. Así, uno de los varones era el encargado de conducir el vehículo con el resto de integrantes a bordo hasta las proximidades del lugar donde más tarde se cometería el hurto.

   El otro varón presuntamente tendría la labor de vigilancia mientras se cometiese el acto delictivo y era además la persona que presuntamente recepcionaría los objetos sustraídos. Ambos varones colaborarían con su presencia física en caso de que las integrantes femeninas no consiguieran sustraer a sus víctimas los objetos de valor.

   Las mujeres supuestamente actuaban de forma individual o en pareja y establecían previamente las preferencias de elección sobre las futuras víctimas, todos ellos de avanzada edad. Una vez seleccionada, se acercaban a ella ganándose su confianza "con todo tipo de artimañas o pretextos para entablar una conversación", e incluso llegaban a realizar ofrecimientos de carácter sexual, con tocamientos disimulados hacia las partes del cuerpo donde portaban los objetos de valor.

CUALQUIER OBJETO DE VALOR

   En escasos segundos y sin que se percatasen, eran capaces de sustraerles colgantes, pulseras, relojes o cualquier objeto de valor que la víctima portase consigo.

   Las víctimas, "extrañadas" por lo "inusual" de la situación, generalmente no eran conscientes de que habían sido víctimas de un hurto, llegando a pensar en algunas ocasiones que se trataba de una pérdida y no de una sustracción.

MERCADO NEGRO

   Una vez habían logrado su objetivo, el conductor recogía al resto de los componentes del grupo en las inmediaciones y desaparecían del lugar a gran velocidad. Generalmente, los objetos robados eran puestos rápidamente en el mercado negro o en los establecimientos de compra-venta de oro y de segunda mano.

   Los investigadores establecieron un dispositivo orientado a la localización de estas personas a raíz de una denuncia de un varón de 76 años, en la que manifestaba haber sido víctima en Calpe del robo de un reloj valorado en 7.000 euros llevado a cabo por dos mujeres jóvenes con ese modus operandi.

   A través de diversas gestiones de investigación, los agentes localizaron en Benidorm, el viernes pasado, a las dos presuntas autoras cuando se disponían a realizar un "hurto amoroso".

   Las dos jóvenes se ganaron la confianza de una persona de avanzada edad entablando una conversación con él. En un momento dado, una de ellas comenzó a tocarle el brazo hasta que llegó a la mano donde la víctima tenía un reloj. Los agentes rápidamente les dieron el alto, momento en el que las jóvenes huyeron a la carrera hasta un vehículo donde les esperaban dos varones en su interior.

   Los agentes lograron interceptarles y, una vez en dependencias policiales, los agentes registraron el vehículo descubriendo en el interior del compartimento del aire acondicionado un reloj de alta gama que se encontraba sustraído.

   Los cuatro detenidos, dos varones de 20 y 24 años y dos mujeres, una menor de 17 años y la otra de 21, todos ellos de nacionalidad rumana, fueron puestos a disposición judicial. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Benidorm.