Desarticulada una red dedicaba a robar bicicletas en Alicante para venderlas en el Norte de África

Bicicletas robadas en una imagen de archivo
EUROPA PRESS/POLICÍA NACIONAL
Actualizado 12/02/2018 14:12:35 CET

ALICANTE, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido al presunto cabecilla de una banda que se dedicaba a comprar bicicletas sustraídas a menores de edad y drogodependientes a un precio ínfimo, para luego desmontarlas y empaquetarla para introducirlas en países del norte de África. Además del líder de la banda han caído sus tres hombres de confianza, según ha informado la Comisaría Provincial de Alicante.

El grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Norte ya había llevado a cabo varias operaciones en torno a la sustracción de bicicletas, y se recuperaron más de 100 durante el año 2017 y deteniendo a 40 personas como autores materiales del robo.

Las características de estos detenidos eran similares, o se trataban de drogodependientes que sustraían las bicicletas para venderlas y así poder adquirir su dosis de droga, o menores de edad, que encontraban en esta tipología delictiva una manera rápida de conseguir dinero fácil. La mayoría de los robos se llevaban a cabo en trasteros o domicilios.

A raíz de esas detenciones, los investigadores de la Comisaría de Distrito Norte descubrieron que los robos de bicicletas se cometían para abastecer de material a un entramado criminal que se lucraba, con la venta de las bicicletas sustraídas, en diferentes países del Norte de África. Por ello, la Policía centró sus esfuerzos en desarticular a la banda que orquestaba el robo de bicicletas en la ciudad de Alicante.

Tras varios meses de investigación la operación culminó el día 8 de febrero cuando se consiguió identificar y desarticular a la organización que dirigía el robo de bicicletas en la ciudad con la detención del presunto líder y de otros tres integrantes. A la Policía le consta que el jefe de la organización efectuó más de 40 viajes al norte de África para introducir bicicletas, según las misas fuentes.

MODUS OPERANDIS

La banda ofrecía a drogodependientes y menores de edad una cantidad inmediata de entre 20 y 100 euros por cualquier tipo de bicicleta. En ocasiones se robaba por encargo, pero habitualmente los autores materiales de los robos, debido a la necesidad económica, sustraían cualquier tipo de bicicleta.

Una vez el entramado tenía en su poder una cantidad importante de bicicletas, las desmontaban y embalaban, con la intención de burlar los controles de seguridad en la frontera, y así, introducirlas en Marruecos y Argelia, a través de los ferris que conectan Alicante y Almería con el norte de África.

La investigación ha concretado que el líder de la banda llevó a cabo más de 40 viajes en tan solo año y medio y se trataba presuntamente del mayor receptador de bicicletas sustraídas de la provincia de Alicante. Los investigadores le atribuyen la introducción de cerca 200 bicicletas mensuales en los países del norte de África.

Asimismo, se llevó a cabo un registro domiciliario y otro en un trastero, en donde se intervinieron, además de 38 bicicletas perfectamente desmontadas y embaladas dispuestas para su envío a África, 5.000 euros en efectivo. Además, la policía encontró cuatro televisiones de alta gama, así como diverso material informático del que se investiga su procedencia ilícita.

Las detenciones de los cuatro miembros de la banda, todo ellos de nacionalidad marroquí, ha permitido la desarticulación del entramado que dirigía el robo de bicicletas en la ciudad de Alicante.