Detenida una banda cuando intentaban robar con un 'butrón' en una perfumería de Santa Pola

Efectos Intervenidos Al Grupo De 'Butroneros' Detenido En Santa Pola
GUARDIA CIVIL
Actualizado 05/04/2012 19:52:57 CET

ALICANTE, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil han desarticulado una banda dedicada a cometer robos por el procedimiento del 'butrón' cuando presuntamente intentaban forzar una perfumería en Santa Pola (Alicante), en una operación que se ha saldado con cuatro detenidos y con la incautación de diversos útiles y herramientas empleadas en los robos, según ha informado en un comunicado la Comandancia de Alicante.

La Guardia Civil abrió una investigación en torno a un grupo organizado, afincado en la localidad de Torrevieja (Alicante), que presuntamente se dedicaba al robo en establecimientos comerciales por el procedimiento del 'butrón'.

El grupo, perfectamente organizado, vigilaba previamente los establecimientos que después iba a robar, buscando así el mejor lugar para realizar los butrones en las paredes de las fincas colindantes.

En el caso de Santa Pola, el robo no se llegó perpetrar por la rápida intervención de los agentes de la Guardia Civil, ya que uno de los integrantes del grupo había cambiado días antes la cerradura por un candado en una vivienda deshabitada y colindante con la perfumería que pretendían robar, para de esa manera tener acceso a la misma sin levantar sospechas y realizar el butrón con total tranquilidad.

La Guardia Civil pudo averiguar el día en el que pretendían entrar en la vivienda y así poder robar en el establecimiento comercial, por lo que los investigadores desplegaron un operativo en torno a la misma.

Tras una larga espera, los agentes observaron a dos integrantes del grupo, un hombre y una mujer, que se acercaron hasta la puerta de acceso de la casa para abrir el candado, el mismo que días antes habían colocado, e inmediatamente después otros dos individuos entraron en la vivienda.

Mientras los dos varones integrantes de la banda operaban en el interior de la vivienda, en la calle permanecían el hombre y la mujer en labores de vigilancia, y mostraban una actitud cariñosa con el fin de no despertar sospechas entre los vecinos o ante el posible paso de alguna patrulla policial.

DETENCIONES

Los agentes lograron interceptar y detener al hombre y a la mujer que estaban en la vía pública vigilando, pero los otros dos individuos que se encontraban en el interior de la casa lograron huir por los tejados de los edificios próximos, abandonando en la vivienda las herramientas y útiles empleados para realizar el butrón, y que fueron intervenidos por la Guardia Civil.

Inmediatamente se inician las labores de búsqueda de los fugados, informando a todas las patrullas en servicio, así como al resto de cuerpos policiales de la zona para, durante la madrugada de ese mismo día y gracias a la colaboración ciudadana, proceder también a la detención de los dos integrantes fugados mientras esperaban el autobús que les iba a llevar hasta Torrevieja.

Las cuatro personas detenidas, tres hombres y una mujer están identificadas como N.P.P., de 20 años de edad; A.A.M., de 31 años; D.D.B., de 28 años; y B.E., de 23 años. La primera es una mujer de nacionalidad búlgara, y los otros tres son varones de nacionalidad rumana.

A los cuatro detenidos se les imputa la presunta comisión de un delito de usurpación de vivienda, pertenencia o colaboración a grupo criminal y robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa. Los detenidos, en unión de las diligencias y efectos intervenidos, han pasado a disposición de la Autoridad Judicial.

Los cuatro arrestos tuvieron lugar en el marco de un dispositivo permanente que la Guardia Civil tiene establecido en la provincia contra los delitos contra el patrimonio.

'CEPO CAPTURADOR'

El presunto cabecilla de la banda, A.A.M, de 31 años y nacionalidad rumana, era buscado por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado por la comisión de 7 delitos de estafa por el procedimiento del 'cepo capturador' en la localidad de Toledo.

Este sistema consiste en la colocación de un placa en el dispensador de billetes de los cajeros automáticos que evita que éstos salgan para, una vez que la víctima abandona el lugar, recoger el dinero que se ha quedado adherido en la pletina metálica instalada a tal efecto.

Derivado de las investigaciones se ha podido también saber que este individuo era "muy violento" con los demás integrantes del grupo, a los que no dudaba en amenazar o agredir para que cometieran los robos, mientras él permanecía en labores de vigilancia en el exterior y así evitar que se le relacionara con los mismos.

Con este operativo, la Guardia Civil, en colaboración con Policía Local de Santa Pola y gracias a la colaboración ciudadana, ha logrado desmantelar todo el entramado de este grupo organizado delictivo, según las mismas fuentes, quienes han confirmado que la investigación continúa abierta para tratar de determinar la posible implicación de los detenidos en otros delitos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies