Detenida en Crevillent (Alicante) una familia que cometía hurtos a usuarios de la A-7 en la vía y las áreas de servicio

Detención de una familia en Crevillent (Alicante)
GUARDIA CIVIL DE ALICANTE
Publicado 10/06/2018 11:18:05CET

ALICANTE, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Crevillent (Alicante), a los tres miembros de una familia, un matrimonio de 45 y 38 años y su hijo de 23, como presuntos autores de 15 delitos de hurto y un delito de pertenencia a organización criminal por cometer hurtos a usuarios de la A-7, según ha informado la Comandancia en un comunicado.

Los detenidos utilizaban dos métodos principales para cometer hurtos al descuido, a los usuarios de esta conocida autopista: Se situaban circulando a la altura del vehículo en el que viajaban los afectados, y le hacían señas como si tuviera un pinchazo, o una avería mecánica.

Cuando conseguían que se detuviera, distraían a su ocupante llevándoles a la parte trasera del coche y les distraían, mientras los otros cómplices se acercaban al vehículo del afectado sin ser vistos, y sustraían los objetos que llevaba a la vista (bolso, móviles, gafas de sol), tras lo cual se montaban en el coche y salían a toda velocidad del lugar.

Otro de los métodos que empleaban para los hurtos lo realizaban en las áreas de servicio. La mujer se acercaba a los viajeros con un gran mapa, y les pedía ayuda para llegar a algún lugar. Mientras les mostraba el mapa, quitaba de la vista del afectado sus objetos personales, y les tapaba el campo visual, aprovechando los compinches para sustraer sus pertenencias sin que se percatara.

La investigación para dar con ellos fue bastante complicada, ya que "cambiaban constantemente sus horarios" y lugares para actuar, y además no tenían ningún lugar conocido como residencia.

Finalmente, la Guardia Civil logró detener a los dos hombres, siendo la mujer detenida días más tarde, cuando se disponía a alquilar un vehículo para seguir cometiendo hurtos. Los tres eran miembros de la misma familia, un matrimonio de 45 y 38 años, y su hijo de 23, y los tres contaban con numerosos antecedentes. Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 5 de Elche (Alicante), ha sido decretada su libertad con cargos.