Detenida una joven por robar 4.500 € de los ahorros de unos ancianos para sus bodas de oro

 

Detenida una joven por robar 4.500 € de los ahorros de unos ancianos para sus bodas de oro

Contador
Publicado 15/06/2017 14:35:42CET

VALÈNCIA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a una mujer de 24 años como presunta autora de un delito de hurto, tras apoderarse de 4.500 euros del domicilio de un matrimonio de personas mayores. Las víctimas tenían el dinero guardado en un bolso y lo ahorraban para celebrar sus bodas de oro en los próximos días, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento la Policía de que esta pareja de ancianos, la mujer de 76 años y el hombre de 80, había sufrido un robo en su vivienda tras dejar entrar a una joven que dijo ser sobrina de una vecina.

Una vez en la puerta del domicilio, la sospechosa accedió al interior de forma muy impulsiva y se dirigió directamente a la salita donde se encontraba el hombre.

Con la excusa de no tener cobertura, la joven le dijo al matrimonio que se quedara allí mientras ella iba al recibidor para tener más señal. Unos minutos después, volvió y se marchó apresuradamente de la casa.

La pareja se percató más tarde de que les faltaban 4.500 euros que guardaban en su habitación para celebrar su 50 aniversario como casados unos días más tarde.

Tras las pesquisas, los agentes averiguaron la identidad de la sospechosa y fue detenida en dependencias policiales como presunta autora de un delito de hurto. La Policía mantiene abierta la investigación para determinar la posible participación de otras personas.

La detenida, de origen español y sin antecedentes policiales, fue puesta en libertad tras prestar declaración, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la justicia cuando sea requerida.

ROBO TÍA-SOBRINA

La Policía Nacional advierte que, en esta modalidad de hurto, las víctimas son engañadas haciéndoles creer que son familiares de algún vecino. Generalmente suelen ser mujeres por lo que dicen ser sobrinas de algún vecino, al que nombran con su nombre de pila que descubren en los telefonillos o buzones.

De esta manera, las víctimas les permiten el acceso a su casa y, una vez dentro, los ladrones piden una vaso de agua, alegan no tener cobertura o atienden una llamada para lograr estar solas por las estancias de la casa, momento que utilizan para hurtar. Cuando logran el botín huyen apresuradamente, con la excusa de que su familiar ya está en su casa.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies