Detenida una mujer como presunta autora de cuatro robos con intimidación en comercios de Gandia (Valencia)

Actualizado 30/06/2006 14:45:41 CET

VALENCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Gandia (Valencia) a una mujer española de 26 años como presunta autora de cuatro robos con intimidación, dos de ellos en grado de tentativa, cometidos en establecimientos de esta población, según informaron hoy fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana.

La detención se produjo el pasado martes en la calle Pare Carles Ferri de Gandia, después de que el lunes esta mujer presuntamente intentara cometer un robo con intimidación en una perfumería en la que anteriormente ya había robado.

En el momento de la detención, los agentes le intervinieron un cuchillo de cocina de hoja puntiaguda que la detenida llevaba escondido en un carrito de bebé, según indicaron las mismas fuentes, que apuntaron también que la mujer ofreció resistencia al ser detenida y que los agentes se vieron por ello obligados a reducirla.

La mujer se presentó de nuevo el lunes en la perfumería, donde fue reconocida por la empleada. La trabajadora observó como la detenida escondía algo con la mano detrás de la espalda y comenzó a increparla, con lo que consiguió que la mujer huyera sin conseguir su propósito.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional han hecho que los agentes consideren también a esta persona presunta autora de un robo con intimidación cometido el pasado 17 de junio, sobre las 21.00 horas, en un supermercado de la calle Primero de Mayo de Gandia, señalaron.

En este comercio, la detenida, aprovechando la ausencia de clientes, supuestamente colocó un cuchillo de cocina en el cuello de la cajera y le exigió la recaudación. Tras ello, se apoderó de unos 656 euros.

Asimismo, apuntaron, que la mujer presuntamente pinchó varias veces a la empleada del supermercado en la espalda para que le diera las joyas que llevaba puestas. Así, se apoderó de una cadena con una cruz que la trabajadora llevaba puesta, aunque no de una alianza que portaba en un dedo porque no pudo extraerla.

La mujer es también presunta autora de un robo cometido el pasado día 23 en una perfumería de Gandia, donde intimidó a la empleada con un cuchillo de cocina y se apoderó de 180 euros.

Ese mismo día, la detenida se presentó en un locutorio y tras intimidar con un cuchillo a su empleada, le exigió el dinero de la recaudación, cosa que no logró porque la trabajadora se defendió mostrando un bate de béisbol, explicaron las mismas fuentes.

La mujer, que finalmente ha sido detenida como presunta autora de estos hechos, ha sido puesta a disposición del juzgado de instrucción número tres de Gandia en funciones de guardia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies