Detenida en Rumania la mujer que supuestamente abandonó a su bebé en la estación de Castellón

Actualizado 04/08/2006 17:47:10 CET

CASTELLON, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Rumania detuvieron ayer en ese país a A. P., de 21 años, la mujer que supuestamente abandonó a su hijo de pocos días el pasado 27 de julio en un lavabo de la estación del ferrocarril de Castellón, según informaron hoy fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

La detención fue posible gracias a la coordinación que existe entre el Cuerpo Nacional de Policía y los enlaces que la Policía rumana tiene en España. Las gestiones realizadas por los agentes de la Comisaría de Castellón permitieron identificar a la mujer e incluso disponer de una fotografía mediante la que se realizó el correspondiente reconocimiento por parte de las personas que compartieron vivienda con ella en España.

A.P.abandonó a su hijo de ocho días el pasado 27 de julio en la estación del ferrocarril de Castellón, junto con una cartilla de salud infantil en la que constaba el nombre del bebé, que en el momento de su alta médica, seis días antes, pesó 3.480 gramos. En una de las páginas de la cartilla de salud infantil había manuscrito un mensaje con los motivos de esa conducta, y en el que pedía que se desistiera de localizarla.

Las gestiones efectuadas por agentes de la Comisaría de Policía de Castellón permitieron conocer que el parto se produjo el 19 de julio en el Hospital La Fe de Valencia. Posteriormente se identificó a la mujer, que desde su llegada a España, dos meses antes, residió en un municipio de la provincia de Valencia, según dichas fuentes.

Una vez dio a luz, según la Comisaría de Castellón, la mujer pidió a las personas que compartían vivienda con ella que la trasladaran hasta Valencia, donde debía coger un autobús con destino a Barcelona, donde dijo que debía solucionar unos trámites en el consulado para regresar a Rumania.

La colaboración con la Policía rumana ha sido determinante para identificar plenamente a la mujer, y una vez se dispuso de su fotografía, se realizó el correspondiente reconocimiento por sus conocidos. La autoridad judicial extendió la correspondiente orden de busca y captura tras verificar la identidad. Tras la detención de la mujer, las decisiones oportunas corresponden ahora a las autoridades rumanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies