El detenido en Castellón por matar al padre de su expareja obligó a la hija de esta a desnudarse y el abuelo la defendió

Un agente de Policía en el entorno de la vivienda del suceso
EUROPA PRESS
Publicado 28/03/2018 10:37:48CET

CASTELLÓN, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El hombre de 46 años detenido tras presuntamente matar al padre de su expareja, de 70, obligó a la hija de ella a desnudarse tras amenazarla con un cuchillo, por lo que el abuelo se abalanzó sobre él y se inició un forcejeo entre ambos, según han informado fuentes de la investigación.

Tanto el detenido como la hija de su expareja, una chica de 22 años a la que también hirió, continúan ingresados en planta en el Hospital General de Castellón y evolucionan favorablemente de sus heridas, según han confirmado fuentes del centro hospitalario.

El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) precisó que la joven presenta heridas en una mano y en los dedos, mientras que el presunto agresor presenta heridas múltiples.

El hombre fue detenido este martes tras presuntamente matar al padre de su expareja y herir a la hija de esta, de 22 años, en un domicilio del Camino Morera del Grao de Castellón, después de que la que había sido compañera sentimental le denunciara este mismo lunes por amenazas de muerte, según informaron a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

El suceso se produjo sobre las 15.30 horas de este martes en el domicilio del padre de la excompañera sentimental, donde supuestamente el detenido obligó a la hija de su expareja a desnudarse tras amenazarla con un cuchillo.

Ante esta situación, en un momento dado, el abuelo de la chica se abalanzó sobre él y se inició un forcejeo entre ambos. Finalmente, el detenido mató al padre de su expareja con un arma blanca e hirió a la hija de ella en la mano.

La expareja del detenido había interpuesto este lunes una denuncia contra él ante la Policía Nacional, en la que señalaba que el hombre la había amenazado de muerte. Tras la denuncia, se estableció un dispositivo de búsqueda y captura del hombre, así como la protección de la mujer en un lugar distinto a su domicilio, según fuentes de la investigación.

Desde la Jefatura se precisó que sobre él pesaba una orden de alejamiento y que la denunciante, víctima de violencia de género, no estaba en el domicilio de sus padres cuando su expareja se presentó en la casa.