Detenido en Dénia por insultar durante meses y amenazar de muerte a sus vecinos por ser homosexuales

Detenido en Dénia por insultar a sus vecinos por ser homosexuales
POLICÍA NACIONAL
Actualizado 09/07/2018 14:04:44 CET

ALICANTE, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre acusado de insultar y amenazar a sus vecinos durante meses supuestamente por el único motivo de tratarse de una pajera homosexual, que sentía miedo del ahora arrestado. La pareja pidió una medida de protección y el juez acordó una orden de alejamiento de 500 metros del presunto autor de los hechos y sus víctimas.

Según ha informado la Policía en un comunicado, cuando los agentes llegaron al inmueble pudieron ver cómo el detenido, de 42 años, increpaba mediante comentarios homófobos a sus víctimas desde la terraza de su vivienda.

Los hechos venían repitiéndose desde hacía "varios meses", pero fue la madrugada del pasado día 04 de julio cuando las víctimas llamaron a la Policía Nacional porque la situación era "insostenible".

Cuando los agentes llegaron al edificio y se entrevistaron con el detenido, este, en un "alto estado de nerviosismo", continuaba profiriendo insultos y amenazas de muerte contra la pareja.

Además, el arrestado presuntamente había cortado el cable de la conexión a internet de sus víctimas "al parecer, motivado por la animadversión hacia ellas". La pareja contó a la Policía que sentían miedo de su vecino, quien enfilaba todos los insultos y amenazas "en torno a la orientación sexual".

Los agentes, en base a la percepción de las víctimas, quienes se sentían como objetivo de un "ataque homófobo" por parte de su vecino, y los hechos de los que fueron testigos, insultos y amenazas de muerte, detuvieron a esa persona "como presunto autor de un delito de odio".

Desde la Comisaría de Dénia se puso en marcha el protocolo de actuación ante este tipo de delitos y se dio una protección "inmediata" a las víctimas, a las que se informó de sus derechos y de las medidas que podrían tomar hacia el presunto autor del delito. La pareja pidió entonces una orden de protección en las dependencias de la Policía Nacional en Dénia.

Desde la Comisaría se llevó a cabo una rápida instrucción de las diligencias, y se puso al detenido a disposición de la autoridad judicial, quien dispuso que se ejecutara una orden de alejamiento de 500 metros entre agresor y víctimas.