Detenido el "solitario" de la Vega Baja, un presunto delincuente al que buscaban seis juzgados por numerosos delitos

Armas intervenidas por la Guardia Civil
GC
Publicado 23/06/2018 12:28:24CET

ALICANTE, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Albatera (Alicante) a un hombre de 37 años, al que han calificado como el "solitario" de la Vega Baja, ya que, en el momento de su detención, le buscaban seis juzgados de la Comunitat Valenciana y Andalucía, por ser el presunto autor de numerosos delitos que van desde los robos con fuerza en estaciones de servicio hasta la posesión de droga y la falsificación de vehículos.

Según ha informado la Comandancia en un comunicado, el hombre fue arrestado con "dos armas cortas preparadas para disparar en el momento de su detención", ya que "tenía junto a la cama, al alcance de su mano, dos armas de fuego cortas, listas para su uso inminente, habiendo modificado una de ellas para disparar a ráfaga como si fuera un subfusil".

Se le han incautado más de 275 kilos de droga, fruto de los "vuelcos" de droga que realizaba a bandas rivales. Para ello, presuntamente se hacía pasar por agente de la autoridad: portaba armas y colocaba un rotativo azul en el vehículo.

También doblaba las placas de matrícula de los coches que utilizaba, para lo que copiaba la numeración de vehículos procedentes de localidades cercanas. Según la Benemérita, el ahora detenido habría utilizado este modus operandi con diferentes vehículos, incluso uno que regaló a su pareja. De hecho, han destacado como en una ocasión, un ciudadano se asombró al ver por Cox un vehículo de la misma marca, modelo y numeración de matrícula que el suyo.

En el registro realizado en su vivienda se encontraron diversas estancias ocultas para ocultar, entre otros, más de 270 kilos de droga. De hecho, dentro de un zulo excavado en la pared de la habitación, tapado con el cabecero de la cama, se hallaron más de 276 kilos de droga (262 kilogramos de hachís, 14 kilogramos de marihuana, y 132 gramos de cocaína en roca), fruto de los "vuelcos" (robos de droga) realizados a bandas rivales, valorada en más de 1,5 millones euros.

En la misma operación se ha detenido a otro hombre y a una mujer (19, 32) respectivamente, y ha investigado a otro hombre (54), por estar supuestamente implicados en los mismos hechos.

UN BÚNKER EN ALBATERA

Conocedor de las seis requisitorias judiciales que recaían sobre él (Orihuela, Elx, Vinaròs-Castelló, Granada, Sevilla y Vera-Almería), se había afincado en una casa aislada en esta localidad de la Vega Baja, montada estilo búnker. Según ha destacado la Guardia Civil, el domicilio era "impenetrable desde fuera y, construida en su estructura interior con paredes falsas para ocultar droga y varias armas".

Cuando salía, era "el perfecto vecino, siempre amable y educado". "Pero nada más montarse en su vehículo ya comenzaba a cometer delitos: portaba una carta de identidad falsa y el coche tenía las placas de matrículas falsificadas. Para aparecer por la ciudad, se caracterizaba con una peluca, que en ocasiones le hacía asemejarse a una mujer, si se le miraba de espaldas", han explicado.

Debajo de esa apariencia se escondía "un hombre peligroso, curtido por el tiempo que había estado en la cárcel, y que desconfiaba de formar parte de cualquier grupo criminal que no fuera el suyo propio".

Él, solo, se dedicaba presuntamente a realizar "vuelcos" a bandas de traficantes de droga, y descartaba las minucias del menudeo, siempre vendiendo a sus clientes las cantidades por kilos. Para quitar la droga a otras organizaciones, se hacía pasar por Agente de la Autoridad, para lo que utilizaba un prioritario de color azul en el techo de su vehículo y portaba armas de fuego cortas municionadas.

Si en su camino se encontraba con alguna patrulla que pretendía darle el alto, la esquivaba "poniendo en peligro la circulación de los demás usuarios de la vía, y no dudaba en embestir contra ellos su vehículo para causar lesiones a los agentes, impidiendo de esta forma que pudieran proseguir tras él".

"GENEROSO" CON SU PAREJA

Sin embargo, era "generoso" con su pareja, a la que había regalado un vehículo robado en Calp (Alicante), con el que ella se paseaba tranquilamente, gracias a las placas de matrícula falsas que le habían colocado.

Para elegir el número de la falsa matrícula seleccionó otro vehículo, de la misma marca y modelo, de una población cercana, a sabiendas de que se podría cruzar con el titular por la calle.

INVESTIGADO DESDE DICIEMBRE

La Guardia Civil de Crevillent (Alicante), ha estado investigando a este hombre desde el mes de diciembre, para lo que han llevado a cabo una compleja operación en la que, debido a sus antecedentes y a sabiendas de que era portador de varias armas de fuego, han tenido que extremar las medidas de seguridad.

Además, los seguimientos tuvieron una dificultad añadida a causa de los continuos cambios de imagen que hacía, la modificación de las placas de matrícula de los coches que utilizaba, y la facilidad para darse a la fuga si detectaba la presencia de los agentes.

Cuando los investigadores encontraron el momento oportuno para realizar la entrada y registro en su chalet de Albatera, lo primero que descubrieron fue un arma corta municionada con cartuchos semiblindados al lado de la cama, preparada para disparar si era necesario. En el mismo habitáculo había otra arma corta, con un cargador lleno, y capaz de disparar a ráfaga como si fuera un subfusil de guerra.

Así, finalmente fue detenido este hombre, como presunto autor de los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, falsificación documental, atentado grave a agente de la autoridad, delito contra el patrimonio, un delito contra la seguridad vial, y seis requisitorias judiciales. Tras pasar a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 1 de Elx, ha ingresado en prisión.

Las otras dos personas detenidas son un joven de 19 años, también en prisión, por cooperar supuestamente con él al ayudarle a ocultar droga; su pareja sentimental, una mujer de 32 años, presunta conocedora de todos los hechos; y se añade un investigado, un hombre de 54 años, que al parecer aportó un vehículo para la comisión de un delito.

Contador