Detenidos dos hermanos acusados de estafar a una entidad bancaria de Castellón por valor superior a 200.000 euros

Actualizado 02/02/2006 19:42:42 CET

CASTELLON, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Castellón detuvieron ayer a dos hermanos, J.C.R.G., de 43 años, y E.R.R.G., de 56 años, ambos en Castellón, como presuntos autores de varias falsificaciones de documentos de identidad, documentos públicos y documentos mercantiles, y un delito de estafa. Al parecer, ambos consiguieron estafar a una entidad bancaria por valor superior a 200.000 euros, según fuentes policiales.

Según una denuncia de representantes legales de la sección de renting de una entidad bancaria, una empresa de informática con sede en Castellón les presentó a lo largo del año 2005 la documentación de 13 empresas y de los contratos mediante los que las citadas firmas les alquilaban equipos informáticos.

La entidad bancaria entregaba a la empresa de servicios informáticos el dinero en efectivo para adquirir los equipos informáticos que necesitaban las empresas contratantes y éstas eran las encargadas de abonar los recibos mensuales del alquiler (renting) al banco.

Al principio, al parecer, las empresas hacían frente a los cargos mensuales que les presentaba la entidad bancaria en sus respectivas cuentas, pero, posteriormente, dejaron de abonar los recibos que les llegaban, ya que, supuestamente, las empresas habían "cesado su actividad".

Cuando la entidad bancaria hizo averiguaciones sobre las empresas que habían dejado de abonar los pagos, se descubrió que presuntamente todas ellas eran ficticias, no habían existido y nunca habían estado registradas en el registro mercantil, mientras que los titulares y administradores de las mismas no existían y, al parecer, habían usado para su constitución D.N.I falsos o pertenecientes a personas ya fallecidas, por lo que se presentó la correspondiente denuncia por presunta estafa.

La cantidad total de dinero entregada por la entidad bancaria a la empresa informática asciende a 233.000 euros, de los cuales ha dejado de percibir una cantidad superior a 208.000 euros.

Tras la denuncia efectuada en la Comisaría de Castellón el pasado día 23 de enero de 2006, los policías encargados de la investigación averiguaron tras múltiples gestiones que los dos hermanos propietarios de la empresa de informática son los presuntos responsables de la falsificación de los documentos con los que crearon las empresas ficticias y, además los responsables de la estafa, por lo que fueron detenidos, según dichas fuentes.

Uno de los hermanos se encuentra reclamado por un juzgado español por un delito de estafa y, además, ambos individuos tienen múltiples antecedentes por estafa, falsificación y cheques en descubierto, afirmaron las mismas fuentes, las cuales añadieron que los detenidos serán puestos a disposición de la autoridad judicial en las próximas horas.