Detenidos dos menores acusados de siete robos con violencia a mujeres de edad avanzada

Actualizado 01/10/2011 13:43:50 CET

VALENCIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Valencia han detenido a dos menores de edad, de 15 y 16 años, acusados de cometer en agosto y septiembre un total de siete robos con violencia, en su mayoría con el procedimiento del tirón, a mujeres de edad avanzada, según ha informado Jefatura en un comunicado.

El último incidente que acabó con las detenciones se produjo el viernes, sobre las 11.30 horas, en la Avenida del Puerto. La víctima andaba por la acera cuando, al cruzarse con dos jóvenes, uno le empujó fuertemente contra la pared de un edificio y el otro le pegó un fuerte tirón de dos cadenas de oro que llevaba. Éste logró apoderarse de una de las cadenas que portaba varios colgantes de oro mientras que la otra cadena se quedó entre las ropas de la mujer. Posteriormente, salieron corriendo y a uno de ellos se le rompió la chancla en la huida.

Una patrulla de la unidad de las motos de la Policía Nacional acudió al lugar y atendió a la víctima. Los agentes realizaron varias batidas por la zona y a la altura de la Avenida Baleares con la calle Menorca vieron a dos jóvenes que coincidían con las características aportadas por la víctima. Éstos, al percatarse de la presencia policial, cambiaron de sentido y aceleraron la marcha.

Los policías identificaron a los sospechosos, que presentaban síntomas de sofocamiento y una actitud nerviosa. Tras el cacheo de seguridad localizaron en el bolsillo del pantalón de uno de ellos la cadena de la víctima con sus colgantes, por lo que fueron detenidos como presuntos autores de un robo con violencia.

Los investigadores los consideran los presuntos autores de otros seis robos con violencia cometidos en el distrito de Marítimo durante el mes de agosto y septiembre, en los que abordaban a mujeres de edad avanzada y utilizaban el método del tirón.

Los policías entregaron la cadena de oro con los colgantes a su propietaria. Los detenidos, sin antecedentes policiales, han quedado a cargo de sus padres tras prestar declaración.