Detenidos dos policías locales de Sagunto (Valencia) y Úbeda (Jaén) por presunta distribución de sustancias dopantes

Actualizado 10/07/2006 16:59:54 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía ha detenido a dos agentes municipales de Sagunto (Valencia) y Ubeda (Jaén) por haber presuntamente participado en la distribución de sustancias dopantes en gimnasios sin control sanitario alguno, según informó hoy la Dirección General de la Policía.

Junto a los dos policías locales, también fueron arrestados otros cinco hombres, entre ellos el copropietario de un gimnasio en Úbeda. Todos los detenidos tienen entre 28 y 38 años de edad. Además, la Policía ha intervenido decenas de miles de dosis de sustancias anabolizantes procedentes de países europeos, asiáticos y americanos que iban a ser distribuidas en gimnasios y que en el mercado negro habrían alcanzado un valor superior al millón de euros.

Entre los fármacos incautados, destinados a aumentar la masa muscular de practicantes de culturismo, algunos profesionales, hay miles de envases de, entre otros, Winstrol Depot (oral e intermuscular), Primobolan Depot, Deca-Durabolin, Testoviron, Oxandrolona, Nandrolona, Estanozolol, Trembolona, Testosterona, Ventolase, Spasmobronchal (clembuterol), precisaron a Europa Press fuentes policiales.

Según la Policía, las sustancias se encontraban tanto en estado puro como dosificadas y eran enviadas a los diferentes puntos de distribución mayoristas mediante empresas de mensajería, lo que hacía pasar desapercibido el tráfico de las mismas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero, tras detectar a una persona que introducía este tipo de sustancias anabolizantes en España. A partir de él, se constató la existencia de distribuidores en diversos puntos de la geografía española, que controlaban la distribución en amplias áreas geográficas.

Los encargados de la distribución están relacionados con la práctica de físico-culturismo y algunos de ellos eran responsables y propietarios de gimnasios y tiendas especializadas en la venta de productos nutricionales para practicantes de este tipo de actividad.

La Policía ha solicitado a la Agencia Española del Medicamento, dependiente del Ministerio de Sanidad, que emita diversos informes en los que se incluyan los efectos nocivos sobre la salud que provocan todas y cada una de las sustancias intervenidas, que en algunos casos puede llegar a afectaciones hepáticas y pancreáticas, además de producir efectos carcinógenos y taquicardias, entre otros.

En la operación, denominada 'Ginva', han participado agentes adscritos a la Sección de Delitos contra la propiedad Intelectual e Industrial, Consumo y Medio Ambiente de la Comisaría General de Policía Judicial, las Brigadas Provinciales de Huelva, Granada, y Murcia, y las Comisarías locales de Sagunto y de Úbeda.

La Policía, que realizó 11 registros en domicilios, gimnasios y locales comerciales, también intervino varios teléfonos móviles, dos vehículos de gran cilindrada y 21.300 euros en metálico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies