Detenidos tres hombres por la estafa en la compra-venta de 163 toneladas de naranja valorados en 70.000€

Imagen del detenido
GUARDIA CIVIL
Publicado 09/04/2018 18:10:30CET

VALÈNCIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en las localidades valencianas de Tavernes de la Valldigna y Gandia a tres hombres como presuntos autoras de cinco delitos de estafa, y un delito de pertenencia a grupo criminal, cometidos en la compra-venta de 163 toneladas de naranja, valoradas en casi 70.000 euros.

Así, agentes de la Guardia Civil del Equipo ROCA (Robos en el Campo) Torrevieja (Alicante) han esclarecido cinco estafas en la compra-venta de naranjas, cometidas por un grupo criminal formado por cuatro personas, de las cuales una de ellas, con numerosos antecedentes, se encuentra en paradero desconocido.

Según ha revelado la investigación de la Benemérita, los ahora detenidos visitaban a propietarios de fincas de naranjos, para proponerles la compra de los frutos, incluyendo en el negocio la gestión de la recogida. Esas visitas no se realizaban al azar, sino que buscaban personas con un perfil determinado, que eran susceptibles de caer en sus engaños, explica el Instituto Armado a través de un comunicado.

De esta forma, los empresarios firmaban un contrato con los dueños, acordando el pago, de una cantidad inicial, normalmente baja y en metálico, y el posterior pago a 30 días de la finalización de la recolección.

Los supuestos empresarios contaban con varias empresas creadas expresamente para la estafa, subcontratando además a una empresa de trabajo temporal, a todos los empleados necesarios para realizar la recolección de las fincas.

Si alguien comprobaba en internet la solvencia de las empresas, encontraba información genérica de las empresas, pero sin detectar nada extraño que les hiciera pensar que se encontraban ante unos estafadores, sin embargo, eran páginas creadas para dar soporte a la estafa.

Una vez que se recogía toda la cosecha y llegaba la hora del pago, los dueños no volvían a saber nada más de los empresarios, y los teléfonos de contacto dejaban de estar operativos. Al haber transcurrido más de un mes desde la recolección, la mercancía era imposible recuperarla.

Los investigadores no lo tuvieron fácil para identificarlos, puesto que además de haber dado nombres falsos a los dueños de las fincas, las líneas de teléfono utilizadas habían sido dadas de alta también con falsas identidades. Aun así, consiguieron obtener varios nombres, de las empresas que se habían creado para dar cobertura a las estafas.

Tras localizar a los sospechosos, sin que estos se dieran cuenta, comprobaron que éstos tenían antecedentes por hechos similares y enseñaron sus fotografías a los perjudicados, que les identificaron sin dudarlo. En total habrían recogido más de 163 toneladas de naranja, en las cinco fincas con las que habían firmado contratos.

Finalmente, los agentes procedieron a la detención de tres de los cuatro supuestos autores de las estafas, pues uno de ellos se encuentra en paradero desconocido, aunque esté plenamente identificado.

Los tres hombres --un español de 69 años, un rumano de 38 y un búlgaro de 32-- han sido puestos a disposición judicial como presuntos autores de cinco delitos de estafa, y un delito de pertenencia a grupo criminal. Se ha decretado su puesta en libertad con cargos, a la espera de juicio.