Día Mundial Sin Tabaco: expertos proponen una guía para dejar de fumar

Cajetilla de tabaco
PIXABAY
Publicado 30/05/2017 14:00:19CET

Los hospitales Quirónsalud Valencia y Torrevieja realizarán coximetrías gratuitas para conocer el nivel de monóxido de carbono de los fumadores

VALÈNCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres jóvenes constituyen el sector de la población española que más crece en consumo de tabaco, según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud que revela que un 24% de la población mayor de 15 años fuma a diario.

"Aunque los datos de los que disponemos sugieren que el tabaquismo disminuye levemente en todos los grupos poblacionales "se aprecia un ligero repunte en mujeres jóvenes", según explica el doctor José Vicente Greses, neumólogo del Hospital Quirónsalud Valencia.

Precisamente, este centro sanitario, junto a Quirónsalud Torrevieja, realizarán coximetrías gratuitas para conocer el nivel de monóxido de carbono de los fumadores, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco
Será este miércoles, 31 de mayo, en horario de 10.00 a 13.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas, con el objetivo de incidir en la importancia de la prevención y la detección precoz de enfermedades asociadas a su consumo. Las personas que se sometan a esta prueba recibirán como obsequio una planta aromática y consejos de nuestros especialistas para dejar este hábito, informa la entidad a través de un comunicado.

CÓMO DEJAR DE FUMAR

Los especialistas de Quirónsalud aconsejan seguir una serie de pasos si se desea dejar de fumar. En una primera fase de preparación animan a
pensar por qué se fuma cada vez que se enciendas un cigarrillo y a informarse sobre el tabaco; buscar los motivos para dejar de fumar y escribir una lista; evitar las situaciones que se asocian con fumar y decidir el día en que va a dejar de fumar y coméntaselo a familiares y amigos.

Ya en el plan de acción, los expertos sugieren levantarse un poco antes y hacer ejercicio físico; estar lo más activo posible durante todo el día y decidirse a no fumar, aunque solo sea el día de hoy.

Para mantenerse, instan a la práctica de alguna actividad física, mejor en grupo, y tomar una dieta rica en frutas y verduras; relajarse y concentrarse en lo que se está haciendo cuando se sienta la necesidad de fumar y no ceder ni por un solo cigarrillo.

Entre los múltiples riesgos del tabaco se encuentran la aparición de enfermedades a través de modificaciones en la respuesta de las células debido a los más de 4.000 compuestos químicos nocivos de su humo. "Esta respuesta anómala supone, en ocasiones, la aparición de tumores y, en otros casos, la muerte celular y la desestructuración por rotura y degeneración de los tejidos corporales", indica el doctor Greses.

Entre las enfermedades más importantes está el cáncer de pulmón. "De hecho, un fumador tiene entre 5 y 20 veces más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, de laringe, de esófago y de vejiga que una persona no fumadora", apunta el especialista. También las enfermedades coronarias, como la angina de pecho o el infarto, y las cerebro-vasculares, los cuadros de oclusión de arterias periféricas y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Además empeora o dificulta la curación de enfermedades pulmonares inflamatorias e infecciosas.

BENEFICIOS DE DEJAR DE FUMAR

Como detalla el doctor Dick Pasker, neumólogo de hospital Quirónsalud Torrevieja, "tras los primeros veinte minutos sin fumar, la frecuencia cardiaca y los valores de tensión arterial vuelven a sus niveles normales".

"Entre las ocho y veinticuatro horas la sangre regula los niveles de monóxido de carbono y oxígeno. Entre dos y cuatro días después de dejarlo, el sentido del gusto y el olfato recuperan una notable sensibilidad. Dos meses después comienza a mejorar la capacidad pulmonar cuando se realiza ejercicio físico. Tres meses después desaparecen los síntomas de adicción física. Entre los tres y seis meses hay una notable mejoría psicológica", enumera.

El médico añade que "a partir del primer día ya hay un menor riesgo de padecer trombosis o un infarto de miocardio y después de 4 años el riesgo de sufrir un infarto de miocardio es casi igual al de alguien que nunca ha fumado". "Los síntomas bronquiales se reducen o desaparecen. A los diez años el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a menos de la mitad", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies