La Diputación financia con cinco millones un plan para que los consistorios ahorren hasta un 65% de energía

Alfonso Rus Y Vicente Ibor
DIPUTACIÓN DE VALENCIA
Actualizado 29/02/2012 17:30:57 CET

VALENCIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS -

La Diputación de Valencia financiará con un total de cinco millones de euros las medidas para ahorrar en el consumo de energía eléctrica que adopten los ayuntamientos con el nuevo Plan de Eficiencia Energética impulsado por la institución provincial.

El presidente de la corporación, Alfonso Rus, acompañado por el diputado responsable de la Central de Compras, Vicente Ibor, ha presentado este miércoles este proyecto en el Centro Cultural La Beneficència de Valencia, al que han asistido más de 200 responsables municipales valencianos --entre alcaldes y concejales--.

Con esta medida, la institución provincial pretende ayudar a los municipios a disminuir el capítulo dos de sus presupuestos de gastos corrientes. Este plan, según Rus, permitirá ahorrar a los ayuntamientos que lo apliquen un mínimo del 25 por ciento y hasta un máximo del 65 por ciento, en cuatro años, de su consumo actual de energía eléctrica y contar, además, con una ayuda individual de hasta 150.000 euros para aplicar los medios técnicos que lo posibiliten.

El Plan de Eficiencia Energética es un nuevo servicio de la Central de Compras de la Diputación que podrán contratar las entidades locales adheridas a esta plataforma y se centra en el consumo eléctrico de los edificios e instalaciones municipales.

"El primer beneficio que obtendrán los consistorios con esta iniciativa es una importante reducción del consumo de energía eléctrica en sus dependencias que bien por la obsolescencia de los aparatos utilizados, bien por la falta de asilamiento, entre otros motivos, están gastando más de lo necesario para cumplir su cometido", ha explicado el diputado responsable de la Central de Compra.

No obstante, Ibor ha añadido que los municipios obtendrán de forma inndirecta un segundo beneficio, como es "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, puesto que, el consumo energético conlleva el deterioro del medio ambiente".

Las instalaciones sobre las que se podrá aplicar las medidas de ahorro energético son edificios y dependencias municipales como pabellones, polideportivos y piscinas climatizadas, en lo que se refiere a iluminación, climatización, asilamiento y utilización óptima de los aparatos que consumen energía eléctrica, pero nunca sobre el alumbrado público.

Los ayuntamientos interesados deberán adherirse al convenio marco que para este servicio se establece con las empresas adjudicatarias Girsa, Ferrovial, Marina D'Or, Vareser-Monrabal y Valoriza y seleccionar con cuál de ellas quiere desarrollar el programa en su municipio.

A continuación, cada ayuntamiento encargará una auditoría a una de las cinco empresas y después, si le interesan las medidas de ahorro que le propone la empresa, deberá formalizar su contrato derivado con ella, tras realizar su negociación particular de las condiciones.

MÁXIMO DE 150.000 EUROS POR MUNICIPIO

La ayuda específica de la Diputación consistirá en el abono a fondo perdido del 50 por ciento de cada una de esas auditorias, con un límite económico de 300.000 euros por estudio, lo cual supone un máximo de 150.000 euros por municipio, y un tope de cinco millones de euros de presupuesto total.

Las medidas necesarias para lograr el ahorro las financiará la firma adjudicataria seleccionada por cada ayuntamiento, que pagará, a su vez, a la empresa con cargo a una parte del ahorro que obtenga con el fin de que la firma recupere la inversión realizada durante el periodo que pacten ambas partes.