La Diputación lanza una campaña contra la violencia machista "para que las mujeres maltratadas no callen"

Día Contra La Violencia De Género
DIVAL/Raquel Abulaila
Publicado 23/11/2015 20:56:03CET

VALENCIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Valencia ha presentado la campaña contra la violencia de género 'Lo voy a contar porque no estoy sola', que pone el énfasis en que las mujeres maltratadas "no callen y no se sientan solas", para lo que reclama "más recursos, coordinación entre administraciones y mayor eficacia de los protocolos de actuación" porque "mientras exista una mujer maltratada o hijos huérfanos por esta lacra es necesario un pacto de Estado".

Con estas palabras, el presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez, y la diputada de Igualdad, Isabel García, han dado a conocer la iniciativa ante una treintena de asociaciones feministas y representantes autonómicos y locales en el Salón de Reinas de la Diputación con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebra este miércoles 25 de noviembre. En el acto han sonado las canciones 'María se bebe las calles' e 'Hijo de la luna', al principio y final, interpretadas por la cantante Carol Martí y el pianista Guillem Marc.

Esta "sencilla" campaña de concienciación tiene como objetivo animar a las mujeres maltratadas a "dar el primer paso y pedir ayuda" y mostrar que las instituciones "más cercanas", como los ayuntamientos y la Diputación, "están ahí para proteger a las víctimas". Para conseguirlo, la iniciativa estará presente en medios de comunicación, en spots y anuncios, con lemas como "No permitas que nadie te ponga la mano encima" o "Ninguna mujer, haga lo que haga, merece ser maltratada".

En su intervención, Rodríguez ha asegurado que "ante uno de los problemas más graves que tenemos como sociedad, la Diputación tiene que estar a la altura", por lo que los presupuestos de 2016 incluirán una mayor partida para "erradicar esta lacra", con mayores recursos para los ayuntamientos. "Además del servicio de atención del 016 para las víctimas, las administraciones locales tenemos que estar ahí", ha resaltado.

En esta línea, ha reiterado la necesidad de un pacto de Estado porque "nuestras amigas, hijas y vecinas pueden estar sufriéndolo, y es importantísimo que ninguna se sienta sola".

Para la diputada de Igualdad, esta acción supone "la primera vez que entran en esta casa políticas contra la violencia de género" y representa la "voluntad de la nueva Diputación" frente al "símbolo más brutal y perverso de la resistencia del patriarcado", que como ha manifestado, "es una nueva forma de terrorismo que requiere de medidas de urgencia".

Entre ellas, García ha detallado algunas incluidas en el Plan Estratégico contra la Violencia de Género, como el diagnóstico de la situación de los recursos de los municipios al respecto, la formación de personal político y técnico, el apoyo económico a los planes de igualdad, la creación de unidades y oficinas locales de apoyo a las víctimas; así como incluir a asociaciones en el Consell de la Dona, elaborar materiales educativos, o formar a la Policía Local.

En su opinión, este día internacional "nos convierte en cómplices de las víctimas", y al mismo tiempo "también celebra la valentía y el coraje de las mujeres que se han atrevido a denunciar a sus agresores y lo han superado".

"SOY UNA SUPERVIVIENTE"

El encuentro ha contado con el testimonio de una mujer de Xirivella (Valencia), Gene Sanabrina, que sufrió violencia de género en 2007 y que, en palabras de la diputada, "representa el sufrimiento y la superación". Tras subir al escenario y emocionarse por la presentación de García, ha manifestado ser "una superviviente de la violencia machista" y ha recibido la ovación del público.

Sanabrina ha contado su experiencia como víctima, en la que aunque asegura no haberse considerado maltratada al principio. "Después lo era, de maltrato psicológico: el que te hace hacer lo que él quiere". Así, ha relatado que a los 50 años se dio cuenta de que su vida "no era la que quería, era la suya", por lo que decidió divorciarse.

Ha recordado cómo "su ego machista decidió que iba a matarme", ya que su ex marido se disfrazó de atracador e intentó axfisiarla en la panadería que ambos regentaban. "Gracias a que pude defenderme ahora no soy un número más", ha manifestado.

Con los años, la valenciana ha asegurado tener que "empezar de nuevo" para "ser consciente de que estas personas, los maltratadores, tienen la autoestima muy baja y lo pagan con quien está a su lado hasta que se creen dueños de ti".

PIDE "EDUCACIÓN PARA CORTARLO DE RAÍZ"

Al relatar su historia, Sanabrina ha agradecido el apoyo de los profesionales que la atendieron, aunque ha denunciado que "lo que dice el Gobierno contra la violencia de género es mentira", porque a su juicio, "no quieren cortarlo de raíz". "La 'Ley Zapatero' ayuda mucho, pero cuando ya se ha cometido el delito", ha lamentado.

Así, ha criticado el "largo" tiempo de espera hasta que se inicia el proceso judicial tras la denuncia, de dos años en su caso, y que "nos quiten Educación para la ciudadanía y pongan en su lugar Religión, que es lo más machista que hay".

En consecuencia, para ella "lo fundamental es educar en igualdad para cortar la violencia de género de raíz". "Si recortamos en esto, no vamos a superar el terrorismo machista jamás", ha reivindicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies