Diputación lanza un modelo de servicios sociales con más personal y menos burocracia en municipios medianos

Jorge Rodríguez y Rosa Pérez presentan el nuevo modelo de servicios sociales
DIPUTACIÓN DE VALENCIA
Publicado 21/06/2017 15:25:35CET

VALÈNCIA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Valencia lanza un nuevo modelo de servicios sociales para municipios de menos de 10.000 habitantes, que busca reducir la burocracia y aumentar la contratación de personal con el objetivo de "rescatar a personas" y "hacer frente a las necesidades sociales de la ciudadanía".

Así lo ha señalado este miércoles en la presentación del nuevo modelo de servicios sociales 2017, el presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez, y la diputada de Inclusión Social, Rosa Pérez Garijo, en un acto en el que también han estado presentes entidades locales, alcaldes y presidentes de las mancomunidades.

El objetivo de este modelo es "no permitir que nadie se quede en el camino" y distribuir las ayudas "desde una concepción de justicia social e igualdad", para lo que la Diputación ha triplicado su presupuesto de servicios sociales, que era de tres millones en 2015, a los más de nueve millones de euros en 2017.

Estos nueve millones irán destinados únicamente a los municipios y mancomunidades menores de 10.000 habitantes, mientras que los que superen esta cantidad, serán subvencionados por la Generalitat. Esta "labor de coordinación" entre ambas administraciones ha permitido atender municipios que hasta ahora no entraban en las competencias de la Diputación.

Jorge Rodríguez ha destacado que se trata de "un cambio de paradigma", puesto que se ha pasado de "una diputación que era de las últimas en inversión social" a ser "de las que más invierte en inclusión".

UNA SOLA CONVOCATORIA PARA REDUCIR LA BUROCRACIA Y MÁS PERSONAL

El nuevo modelo busca ir de "un sistema asistencial burocrático a uno de responsabilidad pública basada en la prevención y la justicia social", ha señalado Pérez Garijo, de modo que en lugar de haber muchas convocatorias públicas que los técnicos tendrían que solicitar, habrá una única que incluya todos los tipos de programa, desde el de pobreza energética al de subvención de personal.

Según Rodríguez, el modelo se lleva a cabo "con un eje muy claro", que es el de la reducción de la burocracia. "Cuando hicimos la encuesta a inicio de legislatura muchos alcaldes nos pidieron que redujéramos al mínimo la burocracia porque ese trabajo lo acaban haciendo trabajadores sociales que mientras hacen esto no pueden atender a la ciudadanía", ha señalado.

Otro de los puntos clave del modelo es el aumento en la contratación de personal, puesto que "es evidente que una política social no se hace sin personal especialista en materia social, trabajadores sociales, psicólogos, etc", ha destacado el presidente de la Diputación.

Para ello, se ha ido incrementando el número de profesionales que van a prestar este servicio, lo que va a suponer que cada profesional tenga una ratio menor de personas a las que atender. En cifras, esta medida se ha concretado en un profesional por cada 5.400 habitantes en 2015, a un profesional por cada 2.833 en 2017.

A esto se suma que la Diputación financia en 2017 el cien por cien del sueldo de estos profesionales, frente al 65 por ciento que se subvencionaba en 2016. Además, se proporcionará una nueva figura, el de personal administrativo, que ayudará en la gestión de departamentos de servicios sociales básicos de los Ayuntamientos.

RETICENCIAS EN INTERVENTORES POR INCREMENTO DE MASA SALARIAL

No obstante, estas iniciativas de aumento de contratación pueden generar reticencias en algunos interventores que entienden que, a pesar de recibir una subvención desde otra administración que cubre la totalidad del sueldo de la persona a contratar, existiría un aumento en la masa salarial del conjunto del ayuntamiento, lo cual "está claramente prohibido", ha detallado Rodríguez.

"En este momento, se ha trabajado con el colegio de interventores, para intentar trasladar un criterio de flexibilidad en beneficio de la ciudadanía", ha puntualizado.

Rodríguez ha valorado que haya municipios que "han triplicado la cantidad económica que recibían y muchos municipios que hasta ahora no recibían dinero de la Diputación de València, hoy van a poder afrontar con fortaleza y solvencia esta mejora de la vida de la gente".

Algunos de estos municipios son Buñol, de la comarca de la Hoya de Buñol-Chiva; Llocnou de la Corona, en la comarca de la Horta-Sud; o Benirredrà en la Safor, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies