Director de Cofrentes asegura que el almacén para residuos nucleares es "seguro" y estará en funcionamiento en 2019

La Central Nuclear De Cofrentes
EUROPA PRESS/IBERDROLA
Publicado 11/07/2017 13:18:39CET

VALÈNCIA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director de la Central Nuclear de Cofrentes, Tomás Lozano, ha asegurado este martes que el Almacén Temporal Individualizado (ATI) de residuos nucleares que se construirá en las inmediaciones de la planta "cumplirá los requisitos de seguridad de forma estricta" y contará con "garantías técnicas desde todos los puntos de vista". "El ATI es seguro incluso en escenarios improbables de riesgo", ha subrayado.

Así lo ha indicado Lozano en una comparecencia en las Corts Valencianas, donde ha recordado que en octubre de 2016, la central de Cofrentes inició los trámites para la construcción de este almacén en su emplazamiento, que espera que esté en funcionamiento en el año 2019 para iniciar en 2020 los protocolos de prueba y en 2021 arrancar su utilización operativa.

En su intervención, el director de la central nuclear valenciana ha explicado que en España la estrategia de gestión de residuos radiactivos es definida por el Estado, a través de Enresa, y se concreta en el sexto Plan General de Residuos Radiactivos que prevé la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para la gestión del combustible nuclear gastado, e incluye de forma expresa la posibilidad de construir ATI en los emplazamientos de las centrales nucleares.

En este sentido, ha explicado que dado el "retraso" que hay en la construcción del ATC en Villar de Cañas (Cuenca), la central Nuclear de Cofrentes y Enresa han decidido construir el ATI en los terrenos de la central, como lo han hecho otras centrales españolas.

De este modo, ha remarcado que es una "una solución transitoria" para resolver las necesidades de almacenamiento del combustible gastado de las centrales hasta "que sea posible su traslado al Almacén Temporal Centralizado".

Ha explicado que el emplazamiento seleccionado para el ATI en la planta de Cofrentes cuenta con "todas las garantías de seguridad", y estará situado a 46 metros por encima del nivel normal del río Júcar, y a 30 metros por encima de los límites de inundabilidad definidos por la administración en la Comunitat Valenciana.

Asimismo, ha puntualizado que se cumplirán los requisitos más estrictos ante improbables escenarios más catastróficos y ha remarcado que el criterio sísmico utilizado para el diseño del ATI de la central nuclear de Cofrentes es "casi cinco veces superior a la norma sismo-resistente aplicable en la zona para edificaciones convencionales".

"MÍNIMO IMPACTO PAISAJÍSTICO"

Respecto al impacto en el Medio Ambiente, Lozano ha subrayado que se va a respetar el entorno y que el impacto visual y paisajístico será "el mínimo" porque el almacén estará parcialmente soterrado. "Cumplirá con todos requisitos de seguridad de forma estricta", ha dicho para defender que es la "solución internacional al almacenamiento de combustible gastado más extendida y utilizada prácticamente todos los países", ha insistido.

Por otro lado, ha expuesto que la planta valenciana en 2016 generó 9.540 millones de kilovatios hora (kWh), lo que supuso el 34% de la demanda eléctrica anual en la Comunitat y un 3,6% de la demanda eléctrica a nivel nacional. Además, ha destacado que la actividad de la central genera 750 empleos estables y 800 indirectos en el entorno y que en los periodos de recarga se contratan hasta 1.300 personas adicionales.

Dentro de su programa de actualización tecnológica, ha explicado que Cofrentes invirtió 46 millones de euros en 2016 para mantener modernizada la instalación, de los que diez millones estuvieron dedicados a proyectos de innovación y desarrollo y con el objetivo de que las instalaciones estén "en el mejor estado del arte y con la mejor tecnología". "España y la Comunitat Valenciana deben sentirse orgullosos de esta instalación", ha puntualizado.

Por ello, ha defendido que se encuentra en un "perfecto estado" para continuar su actividad a sus 32 años de vida. Además, ha subrayado que hay 115 reactores en todo el mundo que se les ha concedido autorizaciones para seguir funcionando más allá de los 40 años.

No obstante, ha defendido la importancia de las renovables y ha abogado por abrir el debate sobre el Cambio Climático y la transición energética.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies