Dos exposiciones para conocer al Pinazo "audaz" y nunca visto en Valencia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Dos exposiciones para conocer al Pinazo "audaz" y nunca visto en Valencia

Obras de las exposiciones de Pinazo en el Museo de Bellas Artes y Bancaja
MUSEO DE BELLAS ARTES/ FUNDACIÓN BANCAJA
Publicado 03/10/2016 13:40:08CET

VALENCIA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Valencia y la Fundación Bancaja presentan un proyecto conjunto integrado por dos exposiciones que realzan la vertiente "más audaz" de la obra del pintor Ignacio Pinazo (Valencia, 1849-Godella, 1916) a través de un recorrido por 131 obras de tema histórico y retratos de este autor. Las muestras, que se inaugurarán este martes y forman parte del Año Pinazo, que conmemora el centenario de la muerte del creador, suponen además una posibilidad de admirar piezas nunca vistas antes en la ciudad procedentes de instituciones como el Museo del Prado.

Así lo han puesto de relieve los comisarios de la exhibición, el director del Museo de Bellas Artes y bisnieto del artista, José Ignacio Casar Pinazo, y el catedrático de la Universitat de València Javier Pérez Rojas. Ambos han subrayado que con este repaso a la producción de Pinazo se reivindica, una vez más, la enorme evolución que experimentó --el valenciano supo desarrollar un nuevo discurso pictórico sin olvidar sus afinidades con maestros clásicos como Vázquez-- y su consideración, ya lograda en la época, como el mejor retratista español del momento.

En el Museo de Bellas Artes se puede contemplar la exposición 'Pinazo, La historia del retrato. De la gran tradición al modernismo', una propuesta que recopila 79 obras pertenecientes, por una parte, al ciclo evolutivo de su pintura histórica y, por otra, al ciclo biológico de la imagen del pintor desde la tradición al modernismo.

De los cuadros seleccionados en la pinacoteca destacan varios que se ven por vez primera en Valencia, como 'La Caridad (Santa Mónica)' (1870), la primera gran composición realizada por Pinazo por encargo del párroco de la iglesia de Santa Mónica de la capital del Turia y que actualmente se encuentra en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC).

También es una de las grandes atracciones de la muestra 'Últimos momentos del rey don Jaime el Conquistador en el acto de entregar su espada a su hijo don Pedro' (1881), que se exhibe en sus versiones, la del Museo del Prado y la entregada a la Diputación de Valencia, junto a 16 óleos y 17 dibujos preparatorios.

MONTAJE ESPECIAL

El traslado de la pieza desde El Prado ha constituido todo un desafío debido a las dimensiones --3,15 por 4,40 metros-- y las condiciones de seguridad requeridas. Un camión especial con una gran caja en el interior para que el cuadro viaje en vertical y ocho operarios dedicados en exclusiva a su preparación y montaje han sido necesarios para que la obra luzca en las paredes del San Pío V. Se da la circunstancia además de que la pieza ha sido restaurada para la exhibición y esa actuación ha permitido constatar la presencia de alguna huella dactilar del propio autor.

En este punto, los comisarios han agradecido la predisposición del Museo del Prado, que no presta nunca más de cuatro obras si no participa como colaborador en una exposición y para la ocasión ha cedido seis, por lo que se puede considerar que el museo colabora también en el proyecto.

En cuanto a los autorretratos, se exponen una serie de obras desde 1871 hasta 1910 que dan cuenta de la transformación de la técnica pictórica de Pinazo, desde la inicial preocupación por el modelado del rostro hasta su progresiva conversión en texturas mucho más deshechas.

El itinerario prosigue en la Fundación Bancaja, donde se abrirá al público 'Pinazo. De la gran tradición al modernismo: el retrato', integrada por 52 obras procedentes de una veintena de colecciones públicas y privadas y que cuenta con la colaboración de BNP Paribas Wealth Management. El conjunto refleja la importancia de este género en el trabajo de Pinazo --de hecho le valió el máximo reconocimiento-- y compone, además, una galería de la alta sociedad e intelectualidad valenciana de finales del siglo XIX y principios del XX como no se había visto antes, ha aseverado Pérez Rojas.

También en esta parte del proyecto, los espectadores podrán admirar títulos que se exhiben por primera vez en los últimos 50 años, como los retratos de María Pampló, María Teresa Laval El tío Capa, la Condesa de Trénor y dos retratos de Emilia Marqués. Además, también como novedad, se muestra junta la serie de la familia Jaumandreu y culmina el recorrido la imagen de 'Alfonso XIII, cadete', de la colección de El Prado.

VERDAD EN LOS RETRATOS

El retrato, ha apuntado Pérez Rojas, es un género sumamente complejo que en Pinazo alcanzó cotas elevadísimas. No en vano, ganó por primera vez con una obra de este tipo la medalla de la Exposición Nacional con el retrato del comerciante valenciano José María Mellado.

Los retratos del pintor valenciano se caracterizan por su "verdad", sin demasiadas concesiones al cliente, ha recalcado Casar Pinazo, lejos de los 'liftings' y mejoras que introducían en sus modelos otros pintores del momento.

En la presentación del proyecto expositivo --que estará abierto hasta el próximo 8 de enero de 2017-- ha participado también el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, quien ha subrayado la importancia de la colaboración público-privada para poner en marcha iniciativas de esta envergadura.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies