El Bloc considera que la visita del Papa ha sido "desastrosa" para el comercio y la restauración de Valencia

 

El Bloc considera que la visita del Papa ha sido "desastrosa" para el comercio y la restauración de Valencia

Actualizado 10/07/2006 15:06:02 CET

VALENCIA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Bloc consideró hoy que la visita del Papa a Valencia, con motivo de la celebración del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), ha sido "desastrosa" para el comercio y la restauración de la ciudad.

La formación política estima que esta reunión internacional y la presencia de Su Santidad "no han compensando los enormes gastos que ha hecho el Ayuntamiento, ni por el número de asistentes ni por el beneficio directo o indirecto que haya podido notar la ciudad".

Así, demanda, como "la buena parte de la ciudadanía", señala, "conocer exactamente cuánto dinero se ha gastado" el consistorio valenciano en la visita del Papa y "cuál ha sido el beneficio" para la capital.

En este sentido, el secretario del Bloc en Valencia, Joan Mansanet, manifestó que la visita de Benedicto XVI "ha generado más problemas que ventajas para la ciudadanía" de la capital de la Comunitat Valenciana. Indicó que "ha colapsado la ciudad durante prácticamente una semana sin que ello se haya traducido en ningún beneficio directo para los ciudadanos ni para los sectores económicos".

Mansanet criticó que el Ayuntamiento de Valencia "exageró deliberadamente las previsiones de asistencia con el único objetivo de hacer publicidad del acto", a la vez que lamentó que eso "generó unas expectativas entre los comerciantes y el sector de la restauración que no se han cumplido".

Agregó que, contrariamente, "ha habido una evidente pérdida de clientes durante el fin de semana" y manifestó que "el comercio habrá visto bajar su volumen de ventas, sobre todo, si tenemos en cuenta que se trataba de una de los primeros fines de semana de rebajas".

El representante del Bloc señaló también que la visita del Papa provocó la salida de "una parte significativa" de los ciudadanos y ciudadanas de Valencia, "que huían de los posibles problemas de tránsito, aparcamiento y colapso". Apuntó que ésta "no ha estado compensada por la presencia de peregrinos, sino todo el contrario".

Dijo, en esta línea, que el pasado sábado 8 "los restaurantes, terrazas y lugares de ocio de toda la ciudad y, especialmente del centro histórico, estaban mucho más vacíos que cualquier sábado del año".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies