Monjas de clausura de Salamanca elaboran láminas con plegarias para las familias que acudan al evento

Actualizado 03/06/2006 20:09:34 CET

VALENCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La comunidad de monjas benedictinas de clausura del monasterio Santa María de las Dueñas en Alba de Tormes (Salamanca) ha preparado láminas con plegarias para las familias que acudan al V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), convocado por el Papa en Valencia el próximo julio, según informaron fuentes del arzobispado a través de Avan.

Las láminas, de tamaño dinA-4 y cuyo original está manuscrito, presentan caracteres góticos con ilustraciones en miniatura, así como una letra capital en cuyo interior está impresa la imagen del pasaje bíblico de la multiplicación de los panes y los peces.

El texto de la plegaria expresa la frase 'Bendice, Señor, a esta familia, guárdala y protégela, para que, fortalecida por tu gracia, goce de prosperidad, viva en concordia y, como Iglesia doméstica, sea en el mundo testigo de tu gloria'.

Las láminas se podrán enviar a través de Internet y, asismismo, estarán a la venta para sufragar "los gastos del taller de ilustraciones del monasterio", según indicó la monja benedictina María Paz Mateos.

La iniciativa se llevó a cabo para "ofrecer un recuerdo bonito del Encuentro y de la visita del Papa", así como para "dejar constancia de un valor tan importante como es la familia", señaló Mateos, quien deseó que "sirva para dar un empujón en unos tiempos en los que algunos desprestigian a esta institución".

Además de la lámina preparada con motivo del EMF, la comunidad de benedictinas elaboran también otras sobre pasajes bíblicos, navideños, proverbios, plegarias y otros motivos religiosos. Todas ellas se pueden comprar o enviar por internet gratuitamente a direcciones de correo electrónico. La realizada con motivo del EMF se colgará en la web en los próximos días e, igualmente, se podrá remitir on-line.

La comunidad de monjas de clausura también encuaderna publicaciones y elabora dulces almendrados, amarguillos, yemas, tartas de almendra por encargo o garrapiñadas. Las ventas de los productos "se destinan al mantenimiento de la comunidad", señalaron las mismas fuentes.