Empresarios de La Marina estudian denunciar las Paellas Universitarias y las consideran "un macrobotellón"

 

Empresarios de La Marina estudian denunciar las Paellas Universitarias y las consideran "un macrobotellón"

Paellas Universitarias
CEDIDA
Publicado 07/04/2017 19:02:04CET

VALÈNCIA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Empresarios de La Marina de València estudian interponer una denuncia por los perjuicios que consideran que les ha provocado la celebración en el recinto de las Paellas Universitarias, que este viernes reúnen a miles de jóvenes. El colectivo mantiene que La Marina "no puede convertirse en el centro del macrobotellón de la ciudad" con la "excusa" de hacer paellas.

En estos términos se ha expresado el hostelero y delegado de la Asociación de Empresarios de la Marina, Tomás Brandz, quien ha denunciado que "esto no puede continuar" y ha asegurado que se "sentarán" con los representantes del Consorcio --que gestiona el espacio-- y los organizadores del evento, al tiempo que pondrán el asunto "en manos de abogados para que estos temas se solucionen", ha apuntado.

Al respecto, Brandz ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que "la expansión acústica y la contaminación" que las Paellas Universitarias producen es "terrible" e "insoportable", ya que "impide trabajar a los empresarios", y en algunos casos han tenido que "cancelar al grupo concertado de clientes que, cuando ven la situación, o no entran o se van".

Este portavoz ha recordado que llegaron a La Marina "para hacer una hostelería de nivel y de calidad", pero con la celebración de eventos como estos, ha dicho, "es evidente que el perjuicio sobre los locales es tremendo, y nos podemos esperar cualquier sorpresa porque te informan de una semana para otra", ha añadido.

Así, la asociación ha acordado mandar sus quejas al Consorcio, que ha mostrado "interés en buscar una solución a todo este problema" y que está en su voluntad "solucionarlo".

"LLEGAN A UN ESTADO ETÍLICO MUY ELEVADO"

Asimismo, el delegado de la Asociación de Empresarios ha denunciado que muchos de los jóvenes que participan en las Paellas Universitarias "llegan a un estado etílico muy elevado". "Es un grado de embriaguez tal que llegan a desnudarse", ha apuntado.

"Queremos que la gente haga las fiestas que quiera pero se debe respetar a las empresas de La Marina, saber sus proyectos, los acuerdos con sus clientes antes de tomar una decisión unilateral", ha pedido Brandz ya que, a su juicio, estos actos son "una falta absoluta de respeto al empresario".

"LLUEVE SOBRE MOJADO"

Los hosteleros señalan que "llueve sobre mojado" y recuerdan casos como el del festival Marenostrum. "Llueve sobre mojado porque el año pasado se celebraron otros eventos y festivales, y este año se celebrarán algunos más", ha lamentado el portavoz de los empresarios.

Por último, ha aseverado que se han puesto en contacto con la Policía, que controla los medidores de sonido, pero lo que "no están controlando es la expansión acústica, porque es imposible de controlar, y afecta a toda La Marina". A estas quejas ha añadido que la expansión acústica produce que a las oficinas náuticas "les tiemblan las paredes por el sonido, una situación lamentable", ha concluido.

La organización del Festival de Paellas Universitarias informó ayer de que la cifra de participación de este año es de unos 27.000 estudiantes jóvenes con una oferta de ocho horas seguidas de música en directo a cargo de 20 grupos y dj's repartidos en dos escenarios principales y, por primera vez, itinerantes.

Los impulsores del acto añadían que las paellas se han convertido en "el mayor evento en Europa destinado a la comunidad universitaria".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies