Enrique Vaqué exalta el "valor metafórico" de la novela histórica en 'Los señores del fin del mundo'

Portada de 'Los señores del fin del mundo'
ALMUZARA
Actualizado 24/09/2016 12:18:04 CET

VALENCIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El escritor valenciano Enrique Vaqué publica 'Los señores del fin del mundo' (Almuzara), una novela que vuelve la mirada hacia un "agonizante" mundo medieval para proponer una historia de "formación de carácter". Se trata de un relato de contenido histórico, un género que posee "una capacidad metafórica muy fuerte".

Así lo explica el propio autor, que tras su primera obra, 'Los colmillos del trópico' (2012), regresa con 'Los señores del fin del mundo', finalista del Primer Premio de Novela Albert Jovell.

Hasib ibn Al-Sharif, adolescente musulmán de orígenes humildes, entra al servicio de un famoso médico de la familia real nazarí y, aunque está pensando en un futuro asegurado como enfermero y en una vida tranquila en su Córdoba natal, su destino se verá bruscamente alterado cuando dos caballeros de la Orden de Calatrava acuden a casa de su señor solicitando sus servicios.

Deberán acompañarles para tratar a una dama francesa que se encuentra enferma en el castillo de la Orden, lugar siniestro donde nada parece lo que realmente es, y será el punto de partida de un largo y apasionante viaje.

Para construir este relato, Vaqué se ha apoyado en una extensa investigación, cuyo grueso se ha llevado a cabo en el Instituto del Mundo Árabe de París. El autor explica a Europa Press que eligió este momento histórico para su libro por tratarse de una etapa convulsa y su convencimiento de que ahora "también nos encontramos al final de una era revolucionaria", que comenzó con la Revolución Francesa y se extendió hasta el Muro de Berlín.

"Hemos vivido la revolución rusa, china e, incluso, científica y ahora estamos iniciando una nueva época postmoderna en la que nadie sabe muy bien qué va a pasar", ha comentado el escritor.

"TRADUCCIÓN SOCIAL"

El trabajo ha servido además a Vaqué para constatar que en Occidente, "para interpretar la cultura oriental, necesitamos traducción", porque no se trata de la literalidad de las frases sino de poder llegar a comprender su sentido más profundo. "Y ese proceso de traducción social no se está produciendo" lo que hace que ambas culturas "vivamos de espaldas", ha considerado.

Por otra parte, el autor ha avanzado que ya está inmerso en su próximo proyecto, un thriller protagonizado por dos jóvenes que acaban, sin saberlo, trabajando para organización en los márgenes de la legalidad y que transcurrirá en parte en escenarios como Valencia y Nueva York.